Rusia invade Georgia para defender a sus «compatriotas»

Rusia invade Georgia para defender a sus "compatriotas"

(PD).- El polvorín del Cáucaso ha estallado en la región de Osetia del Sur, perteneciente a Georgia. Tras meses de tensión, Georgia y Rusia han empezado a librar una batalla por tomar el control de la provincia separatista, y más concretamente de su capital, Tsjinvali.

A la operación militar emprendida esta madrugada por Tbilisi, ha respondido Moscú con igual fuerza para apoyar a las fuerzas de los rebeldes surosetios.

Una columna de vehículos acorazados rusos ha entrado en la capital de Osetia del Sur, según informan fuentes militares rusas citadas por la agencia RIA Novosti; mientras oficiales georgianos han comunicado que la aviación rusa ha bombardeado la base aérea militar de Vaziani, a las afueras de Tbilisi, capital de Georgia.

Sólo más producirse esta movilización del Ejército ruso, las autoridades georgianas han lanzado un comunicado donde aseguran que Rusia ha hecho «una agresión militar directa» contra su país. El presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, ha dicho en declaraciones a la CNN que «Rusia está librando una guerra en nuestro propio territorio» y ha pedido la ayuda urgente de Estados Unidos. Mientras tanto, la ministra de Exteriores georgiana ha solicitado públicamente «la ayuda del mundo».

En medio de las hostilidades, el líder rebelde surosetio, Eduard Kokoiti, ha asegurado que hay «centenares de civiles muertos» en Tsjinvali. «Este es el tercer genocidio del pueblo oseta cometido por Georgia», ha asegurado Kokoiti a la agencia rusa Interfax en conversación telefónica.

Amenazas

Moscú había amenazado esta mañana a Georgia al entender que la acción de Tbilisi era una declaración de guerra contra la región aliada. El presidente ruso, Dimitri Medvédev, había advertido de que defendería a sus «compatriotas» de Osetia del Sur y había prometido que los responsables de sus muertes «no quedarán impunes».

En Osetia del Sur, casi todo el mundo tiene un pasaporte ruso, ya que Moscú se lo facilita como medida de castigo a Georgia y de apoyo a los separatistas.

Según la Constitución y la Ley Federal, debo proteger la vida y la dignidad de los ciudadanos rusos dondequiera que estén. No permitiremos que sus muertes queden impunes. Los responsables recibirán el castigo que merecen.

Su primer ministro, mentor y hasta hace poco presidente, Vladímir Putin, ha informado al presidente de EE UU, George W. Bush, de que tiene a «muchos voluntarios rusos» dispuestos a luchar codo con codo con los separatistas surosetios y que «será difícil retenerlos», según ha informado su portavoz, Dimitri Peskov.

Desde Pekín, donde ambos se encuentran para asistir a la apertura de los Juegos, ha dicho también que las «agresiones» de Georgia contra Osetia del Sur tenían necesariamente que conllevar «represalias» por parte rusa. Varios soldados de paz rusos enviados a la zona han resultado muertos, según el Ejército ruso, mientras el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, había asegurado que sus tropas no pararían hasta «imponer la paz».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído