El hermano pobre de Obama

El hermano pobre de Obama

(PD).- La edición italiana de la revista Vanity Fair publica un reportaje sobre la vida de George Hussein Onyango Obama, el hermano menor del candidato demócrata a la presidencia de EEUU, Barack Obama.

Las imágenes muestran una choza de dos por tres metros en el destartalado suburbio de Huruma, a las afueras de Nairobi. El familiar, de veintiséis años, asegura que sobrevive con menos de un dólar (67 céntimos de euro) al mes.

Un reportaje publicado en la edición italiana de la revista Vanity Fair ha captado la atención de la prensa estadounidense al mostrar las imágenes de George Hussein Onyango Obama, el hermano menor del candidato demócrata a la presidencia de EEUU, Barack Obama.

Según las imágenes, el familiar del senador por Illinois (hermano de padre) vive en condiciones muy distintas de las del político estadounidense: una choza de dos por tres metros en el destartalado suburbio de Huruma, a las afueras de Nairobi, la capital keniana. En su autobiografía, el aspirante presidencial lo menciona brevemente diciendo que lo recuerda como un «hermoso niño».

«Nadie sabe quien soy», declaró George a la revista, quien aseguró que sobrevive con menos de un dólar (67 céntimos de euro) al mes, muy por debajo de lo que se considera el umbral de la extrema pobreza. Avergonzado por su miseria, afirmó que no revela a nadie su identidad ni sus lazos familiares. «Vivo como si fuera un recluso, nadie sabe quien soy».

Según la revista, la choza está decorada con carteles de fútbol de los grandes equipos de ese deporte en Italia como el Milán y el Inter, así como un calendario que muestra exóticas playas del mundo y una portada de periódico en la que aparece el candidato demócrata. Si alguien menciona la coincidencia de su apellido, George niega que sean familiares, «me siento avergonzado», dijo.

El joven Obama señaló que sólo ha visto a su famoso hermano mayor dos veces, una cuando tenía cinco años y la última vez en 2006, cuando el senador realizó una gira por África Oriental y visitó Nairobi. «Fue muy breve, hablamos tan sólo unos minutos. Era como una reunión con un desconocido», señaló.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído