El destructor norteamericano tiene a los piratas en la mira

(PD/BBC Mundo).- Un buque de guerra estadounidense, el destructor USS Howard, mantiene bajo observación a un barco de matricula ucraniana, el MV Faina, que fue secuestrado por piratas cerca de la costa de Somalia.

No hay indicios de que el USS Howard vaya a abordarlo.

El MV Faina trasladaba 33 tanques de guerra T-72, armas y una gran cantidad de munición hacia el puerto de Mombasa, Kenia, cuando fue retenido, el jueves.

Etiopía, que tiene una gran presencia militar en Somalia, manifestó su preocupación por que los tanques se puedan usar para desestabilizar aún más la región.

Somalia no tiene un gobierno central efectivo desde hace 17 años y gran parte del país ha sido escenario de continuos conflictos armados.

Uno de los piratas, Januna Ali Jama, le dijo a la BBC que están dispuestos a negociar con el gobierno de Kenia, pero que sólo dejarán al MV Faina y a los 21 miembros de su tripulación seguir su rumbo a cambio de un pago millonario.

«Les advertimos a Francia y a otros que estén pensando en lanzar una misión de rescate que tenemos la fuerza para alcanzarlos en cualquier lugar donde se encuentren», aseguró.

«Exigimos un rescate de al menos US$35 millones», añadió.

Rusia y Kenia

Un portavoz del gobierno de Kenia dijo que éste no negociará con los que llamó «criminales internacionales, piratas y terroristas», pero agregó que continuarán los esfuerzos por liberar a los rehenes y recuperar el barco.

Rusia anunció que uno de sus navíos de guerra también se dirige hacia la zona donde se encuentra el barco secuestrado.

El MV Faina está en estos momentos amarrado junto a la costa de la parte central de Somalia, junto a varias otras embarcaciones incautadas por los piratas.

Desde Nairobi, la capital de Kenia, la corresponsal de la BBC en África Oriental, Karen Allen, dijo que el ejército de ese país «ha desplegado varios buques de guerra que están listos para tomar posiciones en las que se consideran algunas de las aguas más peligrosas del mundo».

«Aunque decenas de embarcaciones han sido atacadas por piratas en esta región en los últimos años, éste es el primer incidente sobre el que se haya informado del secuestro de un barco con un cargamento militar», añadió nuestra corresponsal.

Resolución

Las autoridades de la región autónoma somalí de Puntland dicen que carecen de recursos para enfrentarse a los piratas, quienes suelen llevar los barcos secuestrados al puerto de Eyl.

Según estimados de altos funcionarios de la ONU, los rescates que los piratas reciben anualmente superan los US$100 millones.

La semana pasada, Francia circuló una propuesta de una resolución en la ONU para instar a los estados a desplegar buques y aviones con el fin de combatir la piratería.

Francia, que tiene soldados en la vecina Yibuti y participa en una fuerza naval multinacional que patrulla la zona, ha intervenido dos veces en los últimos meses, ambas con éxito, para liberar a marinos franceses secuestrados por piratas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído