Pakistán anuncia la muerte del jefe talibán, que asesinó a Benazir Bhutto

Pakistán anuncia la muerte del jefe talibán, que asesinó a Benazir Bhutto

(PD).- El principal líder de los talibanes paquistaníes, Baitulá Mehsud, cuyas fuerzas operan en una región tribal fronteriza con Afganistán, murió tras varios días en estado de coma, aseguró este miércoles una fuente del servicio secreto paquistaní (ISI).

Sin embargo, la información sobre la muerte de Mehsud, a quien el gobierno acusó de estar detrás del asesinato de Benazir Bhutto, ha sido desmentida por el movimiento Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), que encabezaba Mehsud y aglutina a los grupos talibanes paquistaníes desde 2007, según la televisión local.

«Nuestros contactos en la zona nos confirman que Baitulá ha muerto. Se encontraba en estado muy grave. Era una figura importantísima en el movimiento insurgente por lo que los talibanes seguirán negando su muerte», explicó el portavoz del ISI (servicios secretos), Zafar Iqbal.

Una fuente de inteligencia occidental aseguró que el cabecilla insurgente «se hallaba en estado de coma desde hacía al menos tres días», por lo que «su muerte es más que probable».

«No va a cambiar»

El portavoz del ISI añadió que la muerte de Mehsud no tendrá «consecuencias importantes». «Pronto designarán a un nuevo líder. El escenario no va a cambiar radicalmente con o sin Mehsud», dijo.

Portavoces del Ejército y el Ministerio del Interior dieron credibilidad a la versión de la muerte de Mehsud, pero no la confirmaron directamente. «Estaba muy enfermo, es cierto. Pero hay que tener cuidado con estas informaciones. No sería la primera vez que se da por muerto a un líder importante y luego revive», precisó el portavoz de las Fuerzas Armadas, Athar Abbas.

De Mehsud se sabía que padecía diabetes y problemas renales y que rondaba los 34 años. Líder de la tribu de los «mehsud», tenía su feudo en la demarcación tribal paquistaní de Waziristán del Sur.

El TTP ha reivindicado la autoría de la mayor parte de los atentados cometidos en los últimos meses en Pakistán.

Baitulá Mehsud, enemigo público

Baitulá Mehsud, de 34 años, , era un hombre esquivo y fanático que ha hecho de la yihad (guerra santa) su modo de vida y el instrumento para establecer un Estado islámico en Pakistán y Afganistán. Sus métodos: ataques armados y atentados suicidas.

«Sólo la yihad puede traer la paz al mundo», declaraba a la cadena británica BBC a principios de año.

Como lo indica su nombre, Baitulá Mehsud pertenece a la tribu Mehsud, de Waziristán del Sur. Esta conflictiva región paquistaní, fronteriza con Afganistán, se ha convertido en el santuario de los talibanes y de la red terrorista Al Qaeda. El propio Baitulá organiza incursiones al vecino país para combatir «a las fuerzas infieles de América y Reino Unido». Mehsud siente aversión por las fotografías y no permite que se le tomen imágenes, costumbre que comparte con el jefe supremo de los talibanes, el mulá Omar, con el que tiene una buena relación.

Mehsud es actualmente el principal jefe protalibán de Waziristán, y tiene a sus órdenes a unos 20.000 hombres, muchos extranjeros, que han expulsado virtualmente al Ejército paquistaní de su territorio.

A Mehsud se le responsabiliza de los recientes atentados suicidas en Pakistán. Él ha negado su implicación en los dos ataques contra Bhutto, el último de ellos letal. Pero los periodistas que lo han visitado recuerdan el odio que profesaba contra ella, por ser aliada de EE UU, mujer y chií. «Tendrá lo que se merece», pronosticó su portavoz.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído