Cuba deporta a una cooperante española responsable de un proyecto de la Comunidad de Madrid

(PD).- La española Gracia Regojo Barcadí ha sido deportada por las autoridades migratorias de la dictadura cubana. Fuentes diplomáticas en La Habana indicaron que los agentes le impidieron la entrada al país bajo el argumento de que es «inadmisible».

La trabajadora humanitaria colabora con una organización no gubernamental gallega y es responsable de un proyecto financiado por la Comunidad de Madrid. Además, está emparentada con la familia cubana Bacardí, fundadora de la marca de ron. El dictador Fidel Castro nacionalizó los negocios de esa familia y los expulsó de la isla en 1959.

Fuentes diplomáticas en La Habana han informado que la española Gracia Regojo Bacardí, a quien las autoridades cubanas impidieron entrar a la isla con el argumento de que es «inadmisible», tomó un avión de Iberia hacia Madrid.

La cooperante aterrizó en la ciudad de Santiago el pasado lunes en un avión de la compañía Cubana de Aviación. Sin mayores explicaciones, agentes migratorios le dijeron que no podía quedarse. La cooperante, que trabaja con una organización no gubernamental gallega y dijo que tenía un proyecto financiado por la Comunidad de Madrid, está emparentada con la familia cubana Bacardí, fundadora de la afamada marca de ron del mismo nombre.

Tras llegar al poder en 1959 y establecer un régimen comunista, el dictador Fidel Castro nacionalizó los negocios de los Bacardi y la familia se exilió e impulsó actividades contra el nuevo gobierno.

Regojo fue llevada de Santiago a La Habana y ha permanecido en dependencias de Migración del aeropuerto capitalino José Martí, donde la visitó al menos dos veces el cónsul general de España en Cuba, Pablo Barrios, quien intentó infructuosamente que las autoridades cubanas la dejaran ir a un hotel.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído