Los dos soldados asesinados este domingo elevan a 87 el número de militares españoles caídos en Afganistán

(PD).- La muerte de los dos soldados españoles en un atentado ocurrido en el sur de Herat (Afganistán) eleva a 87 el número de militares españoles fallecidos en el país asiático desde la llegada de tropas a Afganistán en enero de 2002.

Seis de los 87 militares muertos perdieron la vida en una acción de guerra, 79 en accidentes aéreos (62 en el Yak-42 y 17 en el helicóptero Cougar), uno en accidente de tráfico y uno por infarto de miocardio.

A partir de julio de 2006, el resto de los militares muertos en Afganistán perdieron la vida en acciones militares. El primero de ellos fue el soldado Jorge Arnaldo Hernández, de origen peruano, quien murió al explotar un artefacto activado a distancia por supuestos insurgentes durante una patrulla en la provincia de Farah.

En febrero del año siguiente, la explosión de una mina al paso de un convoy español mató a la soldado Idoia Rodríguez Buján cerca de Shindand, en la provincia de Herat y unos meses más tarde (mayo de 2007), el sargento de Infantería Juan Antonio Abril Sánchez fallecía al volcar el vehículo militar en el que viajaba.

El último atentado terrorista con víctimas del contingente español se registró el 24 de septiembre de 2007 cuando fallecieron dos militares españoles y otros tres resultaron heridos graves.

España participa en la misión de paz en Afganistán desde 2002 y tiene autorizado el despliegue de hasta 778 efectivos, la mayoría integrados en la «Fuerza Internacional de Seguridad y Asistencia» (ISAF), formada por unos 37.000 efectivos de 37 países (26 de ellos de la OTAN).

En total, 141 personas han muerto desde que el Ejército Español opera en el extranjero.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído