Los marroquíes detenidos en Milán querían provocar otro 11-S

(PD).- El ministro de Interior de Italia, Roberto Maroni, ha declarado que el terrorismo internacional corre «el riesgo de convertirse en una emergencia planetaria», tras los atentados de Bombay (India) y las detenciones ayer de dos presuntos terroristas marroquíes en la provincia de Milán.

El ministro anunció que la próxima semana viajará a Estados Unidos para profundizar y fortalecer el modo de cooperación en la lucha contra el terrorismo internacional, durante una intervención en una escuela de formación de la policía.

Maroni se mostró muy preocupado por los marroquíes detenidos ayer en Milán que pretendían atentar en la Plaza del Duomo, entre otros lugares.

«Los detenidos estaban preparando un ataque en Italia con varios objetivos, entre ellos iglesias, cuarteles y supermercados. En este caso, la policía ha demostrado la eficacia de sus acciones».

Los marroquíes detenidos ayer pretendían llevar a cabo ataques en el Duomo de Milán, edificios militares y civiles, como los cuarteles del Ejército de Perruccheti y de los Carabineros de Giusano, un aparcamiento y el bar «Mistral» de Seregno, todos ellos en la provincia milanesa.

Los detenidos querían atentar en Italia porque, según decían, «no hace falta ir a Afganistán para sentirse de Al Qaeda, podemos combatir aquí», y aseguraron que en Afganistán los italianos matan musulmanes. Los marroquíes estaban ya preparando artefactos explosivos artesanales con botellas de oxígeno, con manuales descargados de internet en los que también se empapaban de vídeos sobre la yihad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído