George Chaya: «Hay que mantener a buen recaudo a determinados colectivos involucrados en atentados»

George Chaya: "Hay que mantener a buen recaudo a determinados colectivos involucrados en atentados"

José Rosado (PD).- Recién llegado de una gira profesional por Oriente Medio, George Chaya, experto en política internacional, advierte de los riesgos de tomar ciertas medidas «políticamente correctas» pero «insuficientes» en materia de seguridad y cree que es clave controlar la inmigración y la no fiscalización para evitar la radicalización de las «segundas generaciones» presentes en algunos países de Europa.

Cuatro años después del 11-M, ¿sigue existiendo un riesgo alto de atentados en España?

Las organizaciones yihadistas no han quitado como objetivo a Europa en general y España en particular. Si analizamos las operaciones que Al Qaeda ha llevado en el Magreb, son acciones de tránsito para fortalecerse allí y pegar el salto a la península. No descartaría una opción de esta naturaleza y espero y confío en que el gobierno español tome los recados necesarios desde el marco legal, para poder hacer frente al terrorismo.

¿Es necesario un acuerdo comunitario para la lucha del terrorismo yihadista?

En la medida que esta endemia no ha cesado en sus amenazas, es casi impresincible aunar criterios. Europa cuenta con una segunda generación de yihadistas presente en el continente; si hacemos una retrospectiva histórica, vemos que los atentados de Londres fueron cometidos por naturales de Gran Bretaña así que lo prudente sería cerrar un criterio unificado en el cual se respeten los derechos humanos.

¿Cómo evitar que las ramas del terrorismo contacten con esas segundas generaciones?

Es más difícil de lo que parece en la superficie. Tomar ciertas medidas serias y responsables podría implicar apartarse de políticas de Estado que tienen que ver con cuestiones económicas internacionales; es ahí donde los gobiernos adoptan decisiones políticamente correctas pero insuficientes en cuestión de seguridad.

Es fundamental atender la inmigración descontrolada y la no fiscalización, sin que desate persecuciones, pero sí teniendo recaudo contra determinados colectivos que han estado involucrados en atentados terribles. En el caso de España o Francia, además, los miembros de la comunidad islámica juegan un papel muy importante y tienen también que dar el paso junto a las autoridades europeas.

¿Ha sido España un paraíso para el terrorismo yihadista?

No iría tan lejos; España tiene unos organismos y servicios de seguridad que siempre han estado activos, pero se deben arbitrar medios constantemente. La concepción yihadista del territorio español como propio -por tocar el punto de Al Andalus- es un tema muy sensible que coloca a España en la mirilla. Por eso debe redoblar esfueros y buscar un equilibrio que garantice la seguridad de la población sin recortar derechos.

Obama parece dispuesto a buscar una solución a corto plazo para el conflicto de Afganistán aumentando el contingente pero negociando con los líderes talibanes, ¿cómo afectaría esta decisión en sus relaciones con España?

El mundo y muchos gobiernos están esperando demasiado de Obama ya que no tiene muchas opciones a nivel internacional. Las relaciones con Irak, Afganistán y demás países conflictivos no le van a dejar muchas salidas. Las acciones ya conocidas -volar edificios o atentados masivos- pueden ser toleradas a nivel comunidad internacional; pero hay situaciones que pueden ser más peligrosas para estos países. No vayamos a lo nuclear, pero una ‘bomba sucia’ en Esuropa o EEUU cambiaría la posición de Obama y no distaría mucho de la política de Bush.

Pero los muertos en Afganistán cuestan votos en Europa…

Conviene recordar que España pagó un precio muy alto, no sólo en Afganistán, también en Líbano. Si las acciones de la Yihad se extendieran o recrudecieran, Obama tendría que tomar medidas antipáticas para la comunidad internacional; de no hacerlo, estaríamos ante un nuevo Jimmy Carter pero en un escenario mucho más complejo y peligroso.

¿Ha perdido EEUU a Pakistán como uno de sus aliados en la lucha contra el terrorismo?

La salida de Musharraf ha complicado mucho el escenario para EEUU en Pakistán. Sus fronteras son muy lánguidas y están siendo vulneradas constantemente por elementos de Al Qaeda.

No sin cierta complicidad de Pakistán…

Sí, Musharraf no hubiera podido gobernar del modo en que lo hizo sin el apoyo de EEUU y la connivencia para con los aparatos estatales en un país donde la seguridad está infiltrada por elementos terroristas.

Después de las constantes amenazas, ¿es probable que Israel rompa pactos con EEUU y decida llevar un ataque por su cuenta contra Irán?

La postura de Israel es que son muy buenos socios de Estados Unidos, pero son conscientes que el trabajo sucio, si las cosas se precipitan, deberán hacerlo ellos y ya trabajan en ese sentido. No sé si será bueno o malo, pero tienen claro que para su supervivencia, no puende depender de ningún país, ni siquiera de EEUU.

¿Y es probable una acción a corto plazo?

La percepción que tengo es que sí. Israel sabe que cualquier operación puede resultar muy antipática a Occidente, pero no pueden permitirse el lujo de llevar políticas errantes.

¿Qué hay de la cuestión Siria, es el tapado dentro del conflicto?

Por ahora descartaría opciones militares. Isarel está buscando una vía a través de Turquía para avanzar en un acuerdo de paz con Siria. Siria, por su parte no se queda en el reclamo histórico de los Altos del Golán y está presionando para el retorno de los cuatro millones de refugiados palestinos al territorio de Israel, lo que supone una traba muy importante ya que descompensaría su Estado.

Siria, además, está pidiendo la aplicación de la resolución 349 sobre la unificación de Jerusalén. Israel tiene cierta predisposición a negociar el status quo de la ciudad en el marco que presentaron en su día Naciones Unidas y el Vaticano mencionando que la ciudad sea patrimonio de la humanidad; pero los palestinos no están por la labor.

Ante esta situación, Israel busca apartar a Siria de Irán, generar un clima diferente y, a mediados de 2009, acabar por entregar el Golán. Logrando un tratado de paz con Siria, en 48 horas tendría la paz con Líbano, ya que sigue aún demasiado influenciado. No obstante, cualquier acuerdo está supeditado por el retorno de los refugiados y la vuelta al status quo de Jeruslén, lo que está haciendo casi estéril alguna de las negociaciones.

Luego está el problema iraní; Siria está recibiendo mucho apoyo económico del régimen de Ahmadineyad, así que la idea de Israel es separarla de Irán pero evitando siempre llevar acciones militares.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído