Bush se va dudando de la capacidad de Obama para evitar otro 11-S

Bush se va dudando de la capacidad de Obama para evitar otro 11-S

(PD).- El presidente Bush deja su cargo con la duda de si Obama será capaz de controlar los asuntos más problemáticos de política internacional. Teme que cuando él no esté al frente del Gobierno de los Estados Unidos, se produzca una terrible crisis internacional o un pavoroso atentado terrorista y piensa que Obama no esté preparado para afrontar ninguna de las dos cosas.

Publica ANNA GRAU en ABC que George W. Bush se va de la Casa Blanca muy preocupado: teme que nada más faltar él se produzca una terrible crisis internacional o un pavoroso atentado terrorista, y que Barack Obama no sepa qué hacer. Para cubrir esta eventualidad ha decidido dejar tras de sí docenas de memorandos instruyendo al nuevo presidente para hacer frente a toda clase de ataques.

Es tradición que la Administración saliente informe a la entrante de cómo son y están las cosas. Pero en este caso más que un esfuerzo de información se ha hecho de imaginación. Las posibilidades que se contemplan van desde que Estados Unidos sufra ciberataques masivos hasta una explosión nuclear en Corea del Norte, pasando por una brutal ofensiva de Al Qaida contra objetivos estadounidenses en el mundo o un recrudecimiento incontrolable de la situación en Oriente Próximo. Algunos de estos escenarios son más probables, otros lo son menos, y los hay que casi se adentran en el terreno de la política-ficción. Bush se despide emulando a Orson Welles y su célebre Guerra de los Mundos.

El mismo Bush dijo el pasado martes en una entrevista en la CNN que él y su equipo se preocupan mucho por Obama. «Queremos que tenga éxito y que la transición funcione», afirmó lleno de virtud. Sin duda también de cierto paternalismo: mientras unos crían la fama, otros cardan la lana, parecen pensar en la actual Casa Blanca, donde creen que su propio descrédito internacional es tan inmerecido, o por lo menos tan exagerado, como el crédito que se le da a Obama.

El presidente electo acumulaba ayer un nuevo reconocimiento al ser elegido Persona del Año 2008 por la prestigiosa revista «Time». Pero a los ojos de Bush y de su equipo sigue siendo básicamente un elocuente novato. De ahí que se desvelen dejándoselo todo bien claro y en letra de palote. Eso sí, matizando que en ningún caso se le ofrecen soluciones únicas para los problemas, sino toda una gama de respuestas «que no son exhaustivas, ni exclusivas, ni preceptivas».

Poniéndose siempre en lo peor, los expertos de Bush en lucha antiterrorista se ofrecen para impartir toda clase de cursillos a los de Obama, durante los cuales se podrán por ejemplo organizar «tormentas de ideas» sobre qué es y qué no es tortura, según quién entra o quién sale en cada momento del Despacho Oval.

Asimismo, el equipo de transición de Barack Obama está invitado a asistir a unos «ejercicios de seguridad nacional» que tendrán lugar los días 12 y 13 de enero -una semana antes del relevo- en la Casa Blanca, cuyo objetivo es preparar a los oficiales para actuar en una situación de crisis en que el liderazgo del país se encuentre descabezado.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído