Javier Valenzuela replica a Pedro Fernández Barbadillo

Javier Valenzuela replica a Pedro Fernández Barbadillo

(PD).- Javier Valenzuela replica a Pedro Fernández Barbadillo. Y lo hace en una carta electrónica, dirigida al director de Periodista Digital. Reproducimos el texto íntegro.

Estimado director:

Siguiendo las reglas del juego he enviado unas precisiones al comentario «¡Qué suerte para Hitler no conocer a Valenzuela!», de Pedro Fernández Barbadillo. Mi comentario, de menos de mil 1000 caracteres, no ha sido publicado. ¿Censura en un supuesto medio paladín de la libertad de expresión? Deseo imaginar que no, por eso le dirijo a usted directamente esas precisiones:

1.- El autor del comentario parece dar a entender que formo parte del grupo de los franquistas reconvertidos en demócratas. Falso. Ya en la Universidad, primeros años setenta, formé parte de movimientos democráticos contra la dictadura.

2.- Cuando hablo de Israel y Palestina lo hago con conocimiento de causa. Fui corresponsal de guerra en Oriente Próximo. Mi posición: defiendo el derecho de Israel a la existencia en paz y seguridad en las fronteras anteriores a 1967 y el de los palestinos a formar su propio Estado.

3.- De mi paso por Moncloa, estoy orgulloso de haber promovido el viaje del presidente del Gobierno al campo de concentración de Mauthausen, para rendir homenaje a las víctimas de la barbarie nazi, entre ellas miles de españoles.

4.- Mi repugnancia por la dictadura castrista es pública y notoria. Por cierto, en mi período monclovita fui de los que trabajaron en la liberación de Raul Rivero.

5.- Siempre he denunciado las violaciones de derechos humanos, la corrupción y las injusticias sociales en Marruecos y otros países árabes, y ello desde esos países. Ya en los ochenta, cuando muchos le apoyaban en Occidente, presentaba en mis crónicas a Sadam como un tirano repugnante.

Permítame, señor director, que concluya afirmando que estoy contra la dictadura, el terrorismo, el nacionalismo y el fundamentalismo vengan de donde vengan. Un cordial saludo.

PS. Por cierto, querido director, el señor Barbadillo podría haberse ahorrado también ese comentario final sobre mi supuesta indiferencia antes los sufrimientos de los cristianos en los países musulmanes. Resulta que la madre de mis dos hijas es una cristiana libanesa (por no hablar de los artículos que he publicado en El País denunciando el destino de los cristianos de Oriente

Javier Valenzuela

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído