La Eurocámara aprueba que los pasaportes incluyan datos biométricos

(PD).- El Parlamento Europeo (PE) ha aprobado hoy la inclusión de datos biométricos en los pasaportes expedidos en la Unión Europea (UE), como los patrones faciales o las huellas dactilares, con vistas a mejorar la seguridad de los documentos.

La Eurocámara y el Consejo (institución que representa a los países) alcanzaron recientemente un acuerdo para actualizar la legislación europea sobre las medidas de seguridad aplicadas a los pasaportes, un acuerdo que los eurodiputados han respaldado hoy con 594 votos a favor, 51 en contra y 37 abstenciones.

La UE ha decidido integrar los elementos de identificación biométrica en los pasaportes europeos, tras recibir la petición de los Estados miembro de mejorar la seguridad de los documentos, a raíz de los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York, como ha explicado la Eurocámara en un comunicado.

Entra el vigor el 29 de junio

Los patrones faciales o de las venas de la mano, la geometría de la palma de la mano, las huellas dactilares y el reconocimiento de retinas e iris son los métodos de autentificación biométrica más comunes y su uso está destinado a combatir el fraude y la falsificación de documentos de manera más eficiente.

El reglamento en cuestión fue adoptado en 2004 y su versión revisada entrará en vigor el próximo 29 de junio. La nueva legislación exige también que la edad mínima para tomar huellas digitales sea de 12 años, tras comprobar que las de los niños carecen en muchos casos de calidad suficiente para acreditar su identidad.

El pleno del Parlamento también ha aprobado que los países cuya legislación nacional permite la toma de huellas a menores de 12 años puedan seguir haciéndolo durante un periodo transitorio de cuatro años, aunque la edad mínima nunca será inferior a 6 años. En los casos en los que resulte imposible tomar huellas dactilares, los Estados miembro expedirán un pasaporte temporal con una validez máxima de un año.

«Una persona y un pasaporte»

Asimismo, los eurodiputados han respaldado que en todos los países de la UE los niños sean titulares de sus propios pasaportes y no figuren en los de sus padres, en especial para facilitar la lucha contra el tráfico de menores.

Los Estados miembro tendrán tres años para aplicar el principio impuesto por la nueva directiva de «un pasaporte, una persona», aunque en España la ley ya obliga a que los menores dispongan de uno individual.

Además, todos los pasaportes expedidos en España desde el 28 de agosto de 2006 ya incorporan un chip que contiene la información biométrica relativa a la imagen facial de su titular, así como sus datos personales contenidos en las líneas de lectura mecánica.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído