El difícil y simbólico discurso de Barack Obama

(PD).- Es uno de los discursos más esperados de las últimas décadas. Barack Obama asume este martes la Presidencia de Estados Unidos con una expectación histórica. Sus palabras están llamadas a marcar una nueva era, la era del «cambio», en una etapa de crisis económica que ahoga a millones de ciudadanos.

El discurso, que Obama dará desde las escaleras del Capitolio momentos después de haber jurado oficialmente el cargo, le brindará la mejor oportunidad de adelantar las metas de su Gobierno en la Casa Blanca ante una audiencia masiva.

Mientras millones de estadounidenses están desempleados, la economía aparece paralizada y las tropas del Ejército luchan en Irak y Afganistán, las palabras de Obama generan muchas esperanzas, por lo que el demócrata y su equipo han estado trabajando mucho durante semanas.

«El discurso describirá el momento en el que estamos y el espíritu que se requiere para emerger de esta crisis, más fuertes y unidos que antes», dijo el portavoz de Obama, Nick Shapiro.

Ex redactores de discursos presidenciales esperan que Obama evite enumerar una lista de propósitos y en cambio use su poder de oratoria para describir los retos que Estados Unidos afronta, así como la manera de salir de ellos.

«El discurso inaugural es uno en el que el presidente comienza con los principios básicos y establece la dirección del país», dijo el colaborador de los discursos del presidente Bill Clinton Jeff Shesol.

«Define un momento en el tiempo. Entrega un sentido de quién es, como ve este momento y a dónde él cree que necesitamos llegar».

Para inspirarse, Obama ha estado leyendo los discursos inaugurales de los presidentes anteriores. Sólo algunos de los discursos dichos en esta circunstancia especial han quedado en el recuerdo. Entre los mejores se encuentra el de Abraham Lincoln en 1865 y cerca del final de la Guerra Civil; el de John F. Kennedy en 1961 que decía «la antorcha ha sido entregada a una nueva generación de norteamericanos», y el de Franklin Roosevelt en 1933 durante la Gran Depresión.

Obama, un ferviente admirador de Lincoln, dijo a ‘USA Today’ que sentía que el discurso de Lincoln ha sido el mejor y que el de Kennedy sería segundo, mientras destacó que el de Roosevelt no lo impactó particularmente.

El presidente electo dijo que estaba razonablemente contento con su propio discurso, «pero aún podemos hacer algunos ajustes». «Mi trabajo en este discurso es recordarle a la gente el camino que hemos viajado y las extraordinarias posibilidades que ya tenemos. Hemos atravesado momentos más difíciles antes y lograremos sobrepasar estas», destacó.

Michael Anton, quién asesoraba en los discursos al presidente George W. Bush, dijo que Obama debería evitar hacer muchas promesas. «Está montando esta gran ola y tiene muchos partidarios que creen que el sol saldrá el 20 de enero y que el mundo será fundamentalmente un lugar diferente», sostuvo Anton. Thomas Schwartz, profesor en la Universidad de Vanderbilt, dice que un reto para Obama será cómo sugerir un nuevo comienzo sin ser muy duro con el presidente Bush, que estará sentado muy cerca suyo. «No quiere comenzar con una crítica excesiva hacia Bush», remarcó Schwartz.

Varios colaboradores señalan que Obama tuvo su primera reunión para hablar sobre los temas que se incluirían en el discurso la semana antes del Día de Acción de Gracias en noviembre. Allí habló con el redactor de discursos Jon Favreau y el alto consejero David Axelrod. El primer borrador surgió a principios de diciembre y el trabajo continuó durante las semanas siguientes, con Obama escribiendo mucho y editando él mismo las que hoy serán sus palabras.

Los mejores productos de electrónica para compras online

PRODUCTOS DE ELECTRONICA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído