Sin piedad con los náufragos japoneses

(PD).- Las imágenes son espectaculares. Corresponden a una grabación efectuada en un submarino norteamericano en 1945, durante la II Guerra Mundial. Después de derribar un buque mercante japonés, el aparato sale a la superficie para que los soldados puedan, desde cubierta, exterminar a los supervivientes. La Marina estadounidense ordenó estos asesinatos para evitar los ataques suicidas con explosivos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído