Terroristas islámicos financiaron desde Barcelona el masivo atentado de Al Qaeda en Bombay

Terroristas islámicos financiaron desde Barcelona el masivo atentado de Al Qaeda en Bombay

(PD).- La bomba informativa la lanzó este jueves el ministro del Interior de Pakistán cuando desde Islamabad afirmó que un sospechoso del atentado de Bombay (26 de noviembre) había residido en Barcelona y que desde España se habían transferido fondos para financiar la acción criminal en la que fueron asesinadas 179 personas y en la que se vio afectado un grupo de españoles, entre ellos Esperanza Aguirre.

La onda expansiva no tardó en alcanzar al Ministerio español del Interior. Tras tener conocimiento de esos datos, no de forma directa, sino por los despachos de agencias, el Departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba, a través de los cauces reglamentarios, solicitó al Gobierno de Pakistán el envío de la información por la que vincula a los terroristas con España.

El objetivo de la petición es contrastar esos datos en nuestro país.

Y en este contexto, cabe recordar que en Cataluña las Fuerzas de Seguridad han desmantelado en los últimos años varias células de paquistaníes, próximas a Al Qaida, que tenían entre sus actividades el envió de fondos a Pakistán. A estos hechos se une otro al que los especialistas en terrorismo internacional dan gran importancia: el grupo Lashkar e Taiba (el ejército de los puros), al que se atribuye la matanza de Bombay, cuenta desde hace una década tanto en Cataluña como en La Rioja con un nutrido número de seguidores.

Estos especialistas, además de manifestar su sorpresa por la forma en la que el Gobierno paquistaní ha dado a conocer los posibles vínculos, subrayaron la transcendencia de la información revelada, así como sus consecuencias en cuanto a seguridad.

El ministro del Interior, Rehman Malik, que dijo a los medios de comunicación que «necesitamos información de España» para continuar con las investigaciones sobre los atentados, reveló que Javed Iqbal, uno de los detenidos, había vivido en Barcelona y que desde aquí había sido reclamado para que regresara a Pakistán. Este individuo, que ha facilitado el nombre de otros implicados, efectuó un pago de 238 dólares para el uso de internet.

Asimismo, precisó que los investigadores han descubierto que algunos fondos transferidos desde Italia y España se emplearon para financiar el atentado, así como tarjetas telefónicas SIM austríacas. Incluso habló de una conexión con Houston (EE.UU.). Malik también reconoció que una «parte» del ataque contra la ciudad india de Bombay se orquestó en su país.

El ministro explicó cómo los investigadores han llegado a estas conclusiones. Primero localizaron al propietario de la tienda donde los terroristas compraron la lancha neumática en la que llegaron a Bombay. Y fue esta persona quien facilitó un número de teléfono que dejó el comprador de la embarcación. Fue una pista clave porque condujo a una entidad bancaria en la que había una cuenta abierta a nombre de un sujeto vinculado con el atentado.

«Este nos dio otras pistas que no queremos hacer públicas», dijo el ministro, quien agregó que en la investigación también fueron analizados los correos electrónicos de varios sospechosos. En total, en Pakistán han sido detenidos seis nacionales, a los que Malik acusó de «cibercrimen».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído