Liberados en Darfur los tres cooperantes de Médicos sin Fronteras

(PD).- Los tres cooperantes de Médicos Sin Fronteras secuestrados en la noche del miércoles en la región de Darfur, en Sudán han sido liberados por fin, después de que el viernes por la noche, el Gobierno de Sudán desmintiese las primeras informaciones de su liberación. «Está confirmado, han sido liberados», ha dicho Ali Youssef Ahmed, jefe de Protocolo en el ministerio de Asuntos Exteriores.

«Están seguros. Están bien, Todavía están en Darfur pero serán trasladados a Jartum». Además, Ahmed ha explicado que la liberación se ha producido en torno al medio día, hora sudanesa, aunque al menos un ciudadano sudanés había sido liberado antes, sin dar más detalles.

La liberación de los secuestrados fue anunciada equivocadamente este viernes por fuentes de Médicos Sin Fronteras en Italia y confirmada por el ministerio de Exteriores italiano.

Según el funcionario sudanés, componen el grupo de secuestrados una enfermera canadiense, un médico italiano, un coordinador francés, además de un trabajador sudanés de la organización. El grupo fue capturado en Saraf Umra, a 230 kilómetros al oeste de El Fashir, capital de Darfur norte. Todos trabajaban en la sección MSF-Bélgica.

El secuestro se produjo después de que la Corte Penal Internacional (CPI) emitiese, la semana pasada, una orden de arresto contra el presidente de Sudán Omar Hassan al-Bashir por crímenes de guerra en Darfur. Como represalia, el Gobierno ha expulsado a 13 ONG del país . Las ONG han denunciado que su retirada provocará que millones de personas se vean privadas de recursos básicos como agua o alimentos.

La decisión de Jartum no afecta a todas las organizaciones por igual. Médicos sin Fronteras recibió la orden de que abandonasen el país sus equipos procedentes de Holanda y Francia, pero Jartum no ha dicho nada a otros equipos españoles, belgas y suizos que también trabajan en Darfur.

Varias organizaciones humanitarias de países árabes y asiáticos han solicitado trabajar en Darfur para sustituir a las agencias expulsadas.

Entre los solicitantes están las Sociedades de la Media Luna Roja de Irán, Arabia Saudí, Kuwait y los Emiratos Arabes Unidos. De acuerdo con la ONU, Sudán no tiene la capacidad para realizar el trabajo de las agencias expulsadas. Cifras de Naciones Unidas aseguran que cerca de 300.000 personas han muerto en Darfur como resultado de guerras, enfermedades y hambrunas a lo largo de los últimos seis años, y al menos 2.7 millones de personas han sido forzadas a abandonar sus hogares.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído