Emulando a Phileas Fogg a cuenta del contribuyente

Emulando a Phileas Fogg a cuenta del contribuyente

(PD).- Los diputados británicos están demostrando ser grandes viajeros y además de lujo, pero a costa del bolsillo de los contribuyentes, según una investigación periodística. El vespertino «Evening Standard» ha difundido un informe que constata que los ciudadanos están financiando docenas de misiones al extranjero de miembros de distintos comités que vuelan en primera y pernoctan en hoteles de seis estrellas.

El Comité de Estándares en la Vida Pública del Reino Unido investiga actualmente los gastos de los diputados tras estas revelaciones periodísticas sobre supuestos abusos de todo tipo.

Entre abril del 2007 y el mismo mes del 2008, algunos legisladores británicos visitaron California, Washington y Nueva York, Canadá, Pekín, Bali, Bermudas y las islas del Gran Caimán.

Los viajes programados para este año y el próximo incluyen una excursión a Ecuador y Perú para estudiar el comercio de la cocaína, otra a Suráfrica para examinar el papel del funcionario de prisiones en ese país, una visita a Nueva York para analizar los estándares de la prensa y las leyes de privacidad y una gira por Nueva York y Chicago para estudiar la crisis bancaria.

1,4 millones de libras en 2008

Entre unos viajes y otros, los diputados gastaron un total de 1,4 millones de libras (1,54 millones de euros) el año pasado y tienen presupuestados ya otro millón más (1,1 millones de libras) para el 2009, revela el vespertino.

Matthew Elliott, director ejecutivo de la llamada «TaxPayers Alliance» (Alianza del Contribuyente), ha calificado de «excesivo» el dinero gastado en esos viajes al extranjero. «Habría que examinar con cuidado cada viaje que hacen los parlamentarios para ver si está realmente justificado», ha dicho Elliott.

Abuso de las dietas

Un sondeo publicado hoy en Gran Bretaña refleja el fuerte descontento reinante entre los ciudadanos con sus representantes, a los que acusan de abusar muchas veces del actual sistema de dietas. Un 42% de los encuestados sospecha que una mayoría de los miembros de la Cámara de los Comunes no juegan limpio con sus dietas frente a sólo un 8% que considera que son muy pocos quienes lo hacen

El sondeo se publica después de una serie de revelaciones en los medios de comunicación según las cuales diputados de todos los partidos, incluidos ministros del Gobierno laborista, han abusado de las dietas que complementan sus salarios.

Entre los abusos revelados últimamente figura el caso del marido de la ex ministra del Interior, Jacqui Smith, que cargó al contribuyente el costo de dos películas pornográficas que vio en la televisión de pago en ausencia de su mujer. Otros diputados han cargado a las cuentas públicas desde una simple bombilla hasta la instalación de una moderna cocina o la factura de un fontanero o de un servicio de limpieza de ventanas.

Un 56% de los votantes opina que habría que eliminar las dietas que cobran los diputados de fuera de Londres por la segunda residencia que ocupan en la capital y que han dado lugar a todo tipo de ardides. Sólo un 19% considera, por otro lado, que, en el caso de suprimir esas dietas, habría que compensar a los legisladores subiéndoles el sueldo, como han propuesto algunos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído