Berlusconi y Veronica, un melodrama político

Berlusconi y Veronica, un melodrama político

(PD).- Podía haber sido hace tiempo y por otra causa, pero el dudoso honor de la previsible ruptura ha recaído en Noemi Letizia, bella aspirante a modelo con un afán de relumbrón que le rezuma por los poros. La asistencia de Silvio Berlusconi a la fiesta de su decimoctavo cumpleaños ha colmado la paciencia de Veronica Lario que, tras un cuarto de siglo de convivencia y 15 años de matrimonio, ha decidido pedir el divorcio del jefe del Gobierno italiano.

¿Cómo puede afectar este divorcio a Berlusconi en términos políticos? En declaraciones a Época, Sergio Romano, uno de los editorialistas más influyentes de Italia, asegura que el divorcio “puede tener consecuencias negativas”. Pero Il Cavaliere, según el periodista de Corriere della Sera, “es un hombre con suerte. Otras veces, la opinión pública ha visto sus baches con simpatía. Habrá que estar atentos. Aunque siempre es arriesgado hacer previsiones con Berlusconi, no descarto que su imagen resulte dañada”.

No es un divorcio más de los tantos que protagonizan los políticos: es el fin de un melodrama políticosentimental que ha trascendido, con creces y desde hace ya tiempo, los límites del mero percance sentimental en la vida pública.

La foto, publicada en varios libros, del matrimonio civil de Silvio Berlusconi y Miriam Raffaella Brandolini -más conocida por Veronica Lario, su nombre artístico- presagiaba que no estábamos ante una pareja al uso.

Era en Milán, el 15 de diciembre de 1990. Por entonces, Berlusconi era el empresario de éxito por excelencia. Propietario de varias televisiones, de un imperio editorial y de un Milán que ofrecía el fútbol más brillante que se había visto en décadas. A su derecha en la instantánea de marras, Bettino Craxi, todopoderoso líder del Partido Socialista, el hombre sin el que Berlusconi no hubiera pasado de ser un millonario de provincias. La sufridora esposa de Craxi ejercía la misma función con Veronica. Era la plasmación perfecta de la mezcla de la política con el mundo empresarial.

ARTÍCULO COMPLETO EN LA REVISTA ÉPOCA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído