Kim Jong-il designa a su hijo menor para sucederle como líder norcoreano

Kim Jong-il designa a su hijo menor para sucederle como líder norcoreano

(PD).- Los servicios de Inteligencia de Corea del Sur creen que el tercer hijo del dictador norcoreano, Kim Jong-il, ha sido designado para sucederle, de acuerdo con comunicaciones norcoreanas.

Según fuentes del espionaje surcoreano citadas por la agencia surcoreana Yonhap, Corea del Norte comunicó a sus principales instituciones políticas y sus legaciones diplomáticas que Kim Jong-un, de 26 años, fue designado para suceder a su padre, el dictador Kim Jong-il, de 67 años.

Pyongyang pidió que se guarde lealtad al heredero de la dinastía comunista norcoreana, lo que podría ser una indicación de que ha pasado a formar parte de la línea sucesoria. Kim Jong-un es fruto del tercer matrimonio del mandatario norcoreano con Ko Young-hee, que falleció en el 2004, y ha sido educado en Suiza.

Kim Jong-un, el más joven de los tres hijos del gobernante norcoreano se encuentra desde hace tiempo en el punto de mira como posible sucesor de su padre, después de las especulaciones de que Kim Jong-il sufrió en agosto del año pasado un derrame cerebral.

En febrero pasado, el jefe de la Inteligencia surcoreana, Won Sei-hoon, apuntaba la posibilidad de este nombramiento que supondrá la tercera generación en la línea sucesoria para encabezar el país comunista. Kim Jong-il es hijo del fundador de Corea del Norte, Kim Il-sung, fallecido en 1994 y que lo había nombrado sucesor cuando tenía 65 años.

En un momento tenso

El anuncio se produce poco después de que Corea del Norte realizase su segundo ensayo nuclear el pasado 25 de mayo y tras el lanzamiento de un cohete de largo alcance en abril, lo que ha elevado la tensión en la región.

Radio Pyongyang calificó el ensayo de un «evento histórico», que demostró al mundo la dignidad y la política «Sungun», o de prioridad militar, iniciada por Kim Jong-il.

La noticia llega después de que Corea del Norte llevara a cabo su segunda prueba nuclear la pasada semana, tras llevada a cabo en 2006, y el lanzamiento de varios misiles de corto alcance, lo que ha elevado las críticas de la comunidad internacional. Corea del Norte organizó la semana pasada una concentración multitudinaria en Pyongyang para celebrar su segundo ensayo nuclear.

El régimen comunista suele organizar este tipo de celebraciones con fines propagandísticos y para fortalecer la unidad interna del país.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído