Brasil y Francia han recuperado los cuerpos de 17 pasajeros del Airbus

Brasil y Francia han recuperado los cuerpos de 17 pasajeros del Airbus

(PD).- Brasil y Francia han recuperado 17 cuerpos de los pasajeros que fallecieron en el desastre del Airbus de Air France, que cayó la madrugada del pasado 1 de junio en aguas del Océano Atlántico, informaron fuentes oficiales brasileñas.

El teniente coronel Henry Wilson Munhoz, de la Fuerza Aérea de Brasil, explicó que la Marina de su país se ha ocupado del rescate de nueve de los cuerpos, mientras que los otros ocho han sido recuperados por la fragata francesa «Ventôse», que también opera en la zona de búsquedas.

Fuentes oficiales brasileñas también informaron de que la aerolínea francesa confirmó que el número de serie de un asiento de color azul recuperado este sábado corresponde al Airbus que hace una semana desapareció de los radares, horas después de haber despegado de Río de Janeiro hacia París con 228 personas a bordo. «Ya no hay duda de que todo lo que está siendo encontrado es del avión accidentado», ni tampoco de que «los cuerpos son de personas que estaban en ese aparato», declaró en rueda de prensa el teniente coronel Munhoz.

El portavoz militar dijo que «otros cuerpos han sido avistados» por los equipos de rescate que están en la zona en la que ocurrió el desastre, donde permanecen en operaciones cinco buques y doce aviones brasileños, así como dos aeronaves y una fragata francesas. Los cadáveres y los objetos recuperados hasta ahora en alta mar serán trasladados a la ciudad brasileña de Recife, donde funciona uno de los dos puestos de comando instalados por las autoridades a cargo de los rescates.

Aunque se esperaba que los primeros cadáveres llegasen a tierra firme hoy mismo, Munhoz indicó que sólo cinco de los cuerpos lo harán mañana, lunes, a bordo de la fragata «Constitución», que navega hacia un punto a unos 300 kilómetros de la costa, donde los restos serán recogidos por un helicóptero. Los otros cuatro cadáveres recuperados por Brasil serán enviados a Recife posteriormente, debido a las dificultades que plantea la operación.

La prioridad es recuperar los cuerpos

Durante las tareas realizadas ayer se ha recuperado también otro asiento, «partes de las alas y de la estructura del avión», así como «máscaras de oxígeno y cientos de objetos» que estaban en el avión, dijo el oficial. Las búsquedas están concentradas en torno a un radio de 220 kilómetros, trazado a partir del punto donde se cree que cayó el avión, situado a unos 704 kilómetros del archipiélago brasileño de Fernando de Noronha, a 1.296 kilómetros de Recife y cercano a los peñascos deshabitados de Sao Pedro y Sao Paulo.

Munhoz ratificó que la «prioridad» es la recuperación de los cuerpos, con objeto de dar una respuesta rápida a los familiares de las víctimas, que en parte se encuentran concentrados en un hotel de Río de Janeiro. Los responsables del rescate se han negado a hablar del estado en que se encuentran los cadáveres tras una semana en el mar y han dicho de que no se informará al respecto, porque «eso no es de interés público».

Sin embargo, algunos familiares de las víctimas han dicho que, según les informaron las autoridades, «sería posible identificarlos por fotos». Los peritos de la Policía Federal brasileña que se ocuparán de la identificación de los restos se encuentran desde el sábado en Recife y cuentan con muestras genéticas de los familiares de las víctimas, que fueron recogidas en Río de Janeiro en los últimos días.

Fuentes militares brasileñas han dicho que, a pesar de haberse rescatado material «suficiente» para confirmar el desastre, aún no se ha encontrado nada que pueda ayudar a identificar las causas del accidente, que serán investigadas por Francia. Air France sólo ha confirmado, hasta el momento, que el avión llegó a emitir de forma automática 24 señales de anomalías en sus sistemas durante los cuatro minutos previos a su desaparición de los radares.

Para determinar las verdaderas causas será clave la recuperación de las cajas negras del avión, que según los indicios obtenidos por las autoridades brasileñas pueden encontrarse en el fondo del Océano Atlántico, a unos 4.000 metros de profundidad.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído