En Irak se caza y mata a los homosexuales

En Irak se caza y mata a los homosexuales

Ali Hili es fundador de una organización que defiende los derechos de Lesbianas, Gays, Travestis y Bisexuales (LGTB) en Irak con base en Londres. Desde su organización salió la grave denuncia: “al menos 82 hombres homosexuales fueron asesinados en Irak desde el pasado mes de diciembre”.

Revela el diario USA TODAY, que tanta violencia llevó a reflexionar sobre la habilidad del gobierno iraquí para proteger al amplio rango de minorías vulnerables, que incluye a cristianos y kurdos, especialmente luego de la retirada de las tropas estadounidenses de las ciudades iraquíes el mes pasado.

El legislador liberal sunnita Mithal al-Alusi es uno de los que responsabiliza a las milicias armadas como Al Qaeda y al ejército Mahdi, por estas muertes. “Haciendo blanco en uno de los grupos más vulnerables dentro de una sociedad musulmana conservadora -gente cuya orientación sexual está prohibida por la ley iraquí- las milicias están enviando un mensaje claro de que aún tienen poder a pesar de los esfuerzos de Estados Unidos e Irak de cercenarlas”, indicó.

«El ministro del interior de Irak está detrás de esta campaña de terror”, aseguró Hili y relató que algunos testigos le confiaron que la policía acosa y golpea a los sospechosos de ser homosexuales en los puestos de control callejeros y muchas veces los entregan a las milicias para su ejecución.

Por su parte, el vocero del ministro del interior, Maj Gen Abdul Karim Khalaf, negó las acusaciones y confirmó que el ministro ya asignó un grupo especial para que investigue la matanza de estos hombres. La homosexualidad, dijo Khalaf, es contraria a la ley y “rechazada por las costumbres de nuestra sociedad”. De todas maneras agregó que quienes la practiquen a pesar de la prohibición deben ser llevados ante la justicia y no entregados a grupos armados.

Los asesinos no solo ejecutan a las víctimas homosexuales, sino que “mutilan sus cuerpos y los torturan”, detalló el clérigo fundamentalista Suniita Sheik Mohammed al-Ghreri, quien criticó publicamente la violencia.

MODUS OPERANDI

Las milicias generalmente envían advertencias antes de atacar: empapelan con afiches la ciudad de Sadr, con la lista de los «insurrectos» –hombre homosexuales o heterosexuales con costumbres occidentales- con nombre y barrio de residencia. “Si no deponen su actitud” -advertía uno de los afiches visto por los periodistas de USA TODAY- “la muerte será su destino. Esta advertencia es real y el castigo será cada vez peor”.

Muchos activistas, entre ellos Ali Hili, están convencidos de que clérigos de alto nivel son los que impartieron las ordenes que avalan la matanza. El gran Ayatollah de Irak Ali al-Sistani hace algunos años firmó un decreto por el cual la homosexualidad se castiga con la muerte “si se prueba ante un juez religioso”.

Un canal de TV iraquí, Alsumaria, reportó que el clérigo sunnita al-Ghreri, a pesar de sus palabras en contra de la persecusión, hizo un llamamiento a la matanza de gays. Él lo niega, pero concede que considera que la homosexualidad es “anormal” y que los gays deberían saber que “la libertad tiene sus límites”.

“Primero -reconoció- los gays deberían ser advertidos de cambiar su comportamiento ofensivo, si eso falla, deberían mandarlos a prisión. Si el aislamiento no funciona, deberían darle 100 azotes por mantener relaciones sexuales homosexuales. Si a la cuarta vez que son condenados a los azotes no deponen su actitud y los testigos declaran que son practicantes de la homosexualidad, recién entonces deben ser ejecutados”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído