La Casa Blanca cobra el almuerzo a los ejecutivos que se reúnen con Obama

La Casa Blanca cobra el almuerzo a los ejecutivos que se reúnen con Obama

Los directivos de algunas de las principales empresas de EEUU pagan sus almuerzos cuando se reúnen con el presidente Barack Obama. La Casa Blanca, que ha confirmado que lleva a cabo esta política, asegura que lo hace para evitar cualquier posible conflicto de intereses.

Según revela la web politico.com, el procedimiento es sencillo: tras la reunión, miembros del equipo de la Casa Blanca piden el número de tarjeta de crédito a los directivos, según informa esta web estadounidense.

«En algunas ocasiones, a los invitados de la Casa Blanca se les solicita que paguen sus comidas, entre otras razones para asegurar que no hay conflicto o apariencia de conflicto», asegura la portavoz de la Casa Blanca Jen Psaki.

Este procedimiento, que se llevaba a cabo durante los gobiernos de George W. Bush y que ha sido descubierto a raíz de una reunión de Obama con cuatro grandes ejecutivos el pasado 25 de junio, no deja a nadie al margen: en aquella ocasión, el presidente de EE UU se reunió con Ursula Burns, directora ejecutiva de Xerox; Muhtar Kent, que ocupa el mismo cargo en Coca-Cola; el director ejecutivo de AT&T, Randall Stephenson y el de Honeywell International, Dave Cote.

La reunión, que no estaba en agenda y no fue cubierta por los medios estadounidenses, forma parte de los encuentros que el presidente Obama mantiene con algunos de los principales directivos del país para escuchar de primera mano sus opiniones sobre la crisis.

El equipo del presidente no es el único que mantiene esta política ya que se ha sabido que en otras reuniones similares a las que acude el jefe del equipo de Obama, Rahm Emanuel, en esta ocasión en algunos de los restaurantes de Washington, los comensales comparten los gastos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído