Los ayatolás de Irán cierran la sede de la asociación de periodistas

Los ayatolás de Irán cierran la sede de la asociación de periodistas

En un intento de desacreditar al movimiento reformista, las autoridades iraníes presentaron ayer ante el Tribunal Revolucionario de Teherán a la profesora francesa Clotilde Reiss y a sendos empleados locales de las Embajadas de Francia y el Reino Unido, junto a decenas de activistas. El fiscal pretendía demostrar que potencias extranjeras financiaron y promovieron las protestas suscitadas por el triunfo de Mahmud Ahmadineyad en las elecciones de junio. La oposición califica el macrojuicio de «puesta en escena».

«Escribí un informe de una página sobre las manifestaciones para (…) el servicio cultural de la embajada. (…) Lamento mis actividades y pido perdón a los iraníes y al tribunal. Espero que me perdonen», declaró Reiss, según la agencia semioficial Fars.

La joven profesora francesa, que cumplió el 31 de julio 24 años en prisión, fue detenida el primero de ese mes en el aeropuerto de Teherán, cuando se disponía a regresar a su país. Reiss había pasado cinco meses dando clases de francés en la Universidad de Isfahán.

Fue acusada de espionaje por haber enviado un e-mail con imágenes de las protestas en esa ciudad a un amigo francés en Teherán.

Francia asegura que la acusación «carece de fundamento» y su presidente, Nicolas Sarkozy, ha pedido su liberación.

CENSURA TOTAL

El Poder Judicial de Irán ha cerrado la sede de la Asociación de Periodistas de aquel país, horas antes de que se celebrara una reunión para revisar sus estatutos, ha informado este jueves la secretaría de la propia asociación.

En declaraciones a la agencia de noticias local Ilna, la secretaria de la organización, Badr al Sadat Mofidi, ha explicado que la clausura de la oficina se hizo efectiva la noche del miércoles por agentes judiciales «sin que se ofrecieran razones algunas».

La asociación se encuentra bajo presión de la autoridades desde hace varias semanas, y en especial por parte del Ministerio de Trabajo con el que mantiene una polémica sobre la continuidad de sus actividades.

Según la televisión estatal en inglés ‘PressTv’, hace unas semanas la asociación tuvo que cancelar una reunión prevista para analizar los disturbios post electorales tras mantener una serie de contactos con los servicios de Seguridad e Inteligencia iraníes.

La prensa ha sufrido la persecución de las autoridades iraníes desde que el pasado 13 de junio los polémicos resultados electorales desataran una oleada de protestas y manifestaciones en todo el país que han sido reprimidas con violencia.

Los tres candidatos derrotados denunciaron un presunto fraude masivo en favor del reelegido presidente, el ultraconservador Mahmud Ahmadineyad.

Desde entonces, varias publicaciones opositoras han sido cerradas, numerosas páginas web bloqueadas y decenas de periodistas arrestados.

Este mismo jueves, el diario opositor ‘Etemad Melli’ ha denunciado el arresto de uno de sus redactores.

Según la propia publicación, afín al clérigo y candidato derrotado Mehdi Karrubí, hombres vestidos de paisano han arrestado el miércoles a Mahdi Yazdani Jorram cuando se hallaba en una librería del centro cercana a la sede del rotativo.

«Agentes vestidos de paisano obligaron a Jorram a salir de la librería ‘Nashre Cheshme’, donde se disponía a comprar libros, y le detuvieron sin presentar orden judicial alguna», explica el rotativo.

Jorram, redactor adscrito a la sección de cultura del citado diario, es el tercer periodista de ‘Etemad Melli’ detenido desde que se anunciara la controvertida reelección de Ahmadineyad por una sorprendente mayoría absoluta.

VÍA EL PAIS

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído