Gadafi recibe como un héroe al terrorista de Lockerbie liberado por Escocia

Gadafi recibe como un héroe al terrorista de Lockerbie liberado por Escocia

Moamar el Gadafi ha recibido como un héroe en su residencia a Abdelbaset Alí Mohamed Al Megrahi, condenado por el atentado de Lockerbie y liberado esta semana por la justicia escocesa, y ha rechazado las críticas europeas al recibimiento anoche en Trípoli del terrorista excarcelado por enfermedad.

La jubilosa recepción dispensada en Trípoli al asesino múltiple de Lockerbie, tras su puesta en libertad de una cárcel escocesa por motivos humanitarios, ha generado una enérgica condena por parte del Gobierno estadounidense, erigido en portavoz de la indignación de los familiares de las víctimas, pero también del de Reino Unido, cuyo papel en el desenlace del caso sigue suscitando tantos interrogantes como críticas.

El ministro de Exteriores británico, David Milliband, se apresuraba ayer en calificar de «penosas y escandalosas» las imágenes del libio Abdelbaset Alí Mohamed Al Megrahi, de 57 años, al ser recibido en su tierra como si se tratara de una estrella del rock y no de un hombre que acaba de ver conmutada su condena a cadena perpetua como autor de la explosión de un avión de la Pan Am en 1998, con un balance de 270 muertos.

Su condición de moribundo al que apenas restan tres meses de vida, según los informes médicos independientes, condujo al Gobierno autónomo escocés, en cuyo territorio cumplía la pena, a la decisión «compasiva» de autorizar el jueves la puesta en libertad del reo para que pase sus últimos días rodeado de su familia.

«El recibimiento como héroe de un asesinato masivo resulta enormemente inquietante», subrayó Milliband, cuyo mutismo de los últimos días había sido interpretado como un consentimiento explícito de la liberación de Al Megrahi.

El gobierno británico ha negado que la liberación tenga relación con unos acuerdos comerciales entre Libia y Reino Unido, como hab insinuado un hijo del presidente Muammar Gadaffi.

LA ALEGRÍA DE GADAFI

El líder libio ha aprovechado la ocasión para expresar su satisfacción por la liberación de Al Megrahi, que padece un cáncer de próstata terminal.

«Deseo enviar un mensaje a nuestros amigos de Escocia: el Partido Nacional de Escocia, el primer ministro escocés, Alex Salmond; y el ministro de Asuntos Exteriores, a quienes felicito por su coraje al haber demostrado la independencia en la adopción de sus decisiones, pese a las presiones inaceptables e ilógicas que afrontaron», ha declarado Gadafi.

El lider libio ha agradecido también al jefe del Gobierno británico, Gordon Brown, a la reina Isabel II, y al príncipe Andrés, por que también alentaron al Gobierno escocés «a asumir esta decisión histórica y atrevida».

«Este paso beneficia los lazos entre Libia y el Reino Unido, y a la amistad entre yo y ellos, y se reflejará positivamente en todas las áreas de cooperación», ha subrayado Gadafi, que ha criticado la reacción europea por la liberación de Al Meqrahi y la comparó con el caso de las cinco enfermeras búlgaras y el médico palestino que fueron encarcelados en 1998 y condenados a muerte en 2004 tras ser considerados culpables de contagiar deliberadamente el virus del sida a más de 400 niños libios.

«Libia afrontó su responsabilidad y conmutó la pena de muerte a cadena perpetua al equipo de enfermeras búlgaras, y respondió a la petición de mi amigo (el presidente francés, Nicolas) Sarkozi, y por Francia aceptamos que los condenados por cometer asesinato masivo cumplieran la pena de prisión en su país», ha declarado el mandatario Libio.

Sin embargo, ha agregado que «el mundo se vio sorprendido cuando ese equipo médico condenado por un crimen brutal fue indultado antes de que llegara al aeropuerto de Bulgaria, y el presidente búlgaro los recibió como héroes porque mataron a 400 niños libios inocentes inyectándoles el virus del sida».

«Luego, lamentablemente, el Parlamento Europeo recibió a ese equipo médico de pie y con aplausos porque son héroes. ¿Por qué no escuchamos protestas contra la absolución de ese equipo médico?».

Para Gadafi, la reacción europea era una clara muestra de una política de doble rasero, soberbia, y de menosprecio a otros pueblos y a sus sentimientos.

Al Megrahi es el único condenado por la explosión ocurrida en diciembre de 1988 de un Boeing 747 que se dirigía a Estados Unidos cuando sobrevolaba la localidad escocesa de Lockerbie, atentado en el que murieron los 259 ocupantes del aparato, 189 de ellos estadounidenses, y 11 vecinos del municipio.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído