Sudán condena a una mujer por llevar pantalones

(PD).- Un tribunal de Jartum condenó ayer a Lubna Husein al pago de una multa de 500 libras sudanesas (unos 150 euros) por vestir pantalones en público, prenda considerada inmoral por las leyes del país africano. Tras conocer la sentencia, la periodista, que se enfrentaba a una condena de 40 latigazos, desafió a la justicia sudanesa y, tras negarse a pagar la multa, ingresó en prisión, donde permanecerá un mes.

«Prefiero ir a la cárcel», afirmó Husein, de 34 años. Su caso se ha convertido en una prueba para la controvertida norma islámica que, supuestamente, castiga la «indecencia» en el vestir, pero que, según sus críticos, es ambigua y discriminatoria. La reportera fue detenida en julio pasado en un bar de la capital sudanesa por vestir pantalones en público.

Pese a la posibilidad de recibir 40 latigazos como castigo, Husein renunció a su empleo en la oficina de prensa de Naciones Unidas en Jartum y a la inmunidad que le proporcionaba, para enfrentarse a la justicia y conseguir en último término la derogación de dicha ley. «Soy musulmana y entiendo la ley musulmana, pero lo que yo pregunto es en qué pasaje del Corán se dice que las mujeres no pueden llevar pantalones», afirmaba en una entrevista días antes de ser condenada.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido