La organización criminal comenzó su actividad en 2007 y es considerada por Estados Unidos como una de las más sofisticadas y peligrosas de México

México: el ‘seguimiento 39’, el cartel de la droga formado por la ‘élite’ militar

México: el 'seguimiento 39', el cartel de la droga formado por la 'élite' militar
Lucha contra la droga en México PD

El poder del narcotráfico en México es internacionalmente conocido. Decenas de carteles de la droga se pelean por el territorio y son una de las principales causas de las muertes violentas en el país latinoamericano. Sin embargo, hay un grupo criminal que comenzó su actividad en 2007 y, a pesar de que no cuenta con un gran renombre en los medios de comunicación, es considerado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos es una de las organizaciones más sofisticadas y peligrosas de México.

La gran capacidad militar del ‘seguimiento 39’ le ha permitido ganarse el apodo del ‘cartel de carteles’, todo porque durante varios años logró hacer negocios con grupos rivales entre sí, y cuyo enfrentamiento causó la muerte a más de 200.000 personas según datos oficiales.

La primera información pública de su existencia apareció a mediados de enero pasado en el proceso que se sigue en Estados Unidos contra Iván Reyes Arzate, excomandante de la Policía Federal. Algunos indicios aparecieron también en el proceso contra Joaquín Guzmán Loera, «El Chapo», sentenciado a cadena perpetua.

Especialistas como Alberto Islas, director de la consultora en seguridad Risk-Evaluation, dicen que los miembros de «Seguimiento 39» tienen un papel singular en medio de la violenta guerra de carteles. «Son como facilitadores, una especie de brokers para varios carteles». «Ofrecen servicios como lavado de dinero, compra de armas y municiones, transportan gente o falsifican documentos».

De acuerdo con el Departamento de Justicia, «Seguimiento 39» fue creado por un veterano del cuerpo de Infantes de Marina de su país. Se trata de Ángel Domínguez Ramírez, quien actualmente enfrenta en una cárcel mexicana un proceso de extradición.

Ángel Domínguez Ramírez cuenta con la nacionalidad mexicana y estadounidense, lo que le permitió formar parte del Cuerpo de Infantes de Marina de ese país. Fue herido en combate y por eso cojea al caminar, según la acusación de la Fiscalía de Estados Unidos ante la Corte de San Diego.

El exmarino regresó a México y se instaló en Nuevo Laredo, en la frontera de Tamaulipas con Texas. Allí fue reclutado por el grupo de Los Zetas, que en ese entonces todavía formaba parte del Cartel del Golfo.

En esa organización se le conocía como Z-39. Las autoridades estadounidenses creen que es una de las razones por las que su cartel adoptó ese número como parte de su nombre.

De acuerdo con Alberto Islas, el capo colaboraba estrechamente con Jorge Eduardo Costilla Sánchez, «El Coss», quien fue uno de los últimos líderes de la organización del Golfo, que para mediados de esa década enfrentaba una guerra interna con Los Zetas.

«El Coss» fue detenido en 2012. Domínguez Ramírez y su grupo se instalaron en Monterrey, Nuevo León, en el noreste de México.

La historia de «El Seguimiento 39» revela una nueva forma de operación de los carteles mexicanos de narcotráfico, señalan especialistas. En los últimos años los grandes grupos dejaron de contar con una estructura homogénea y vertical, es decir con un solo liderazgo, para dividir responsabilidades y con ello bajar los riesgos.

Así, varias organizaciones como Sinaloa o Jalisco Nueva Generación suelen encargar parte de sus operaciones a otros grupos.

La nueva operación de los carteles permitió la existencia de grupos como el «Seguimiento 39», pero también de otros dedicados a tareas específicas como reclutamiento de sicarios o lavar dinero. Por eso el cartel logró entablar negocios con organizaciones enemigas entre sí recuerda Alberto Islas.

«Entre esos grupos saben que si no se cumplen las tareas la sanción no es un despido sino la muerte» explica. «Por eso se dieron a conocer. A ese cartel le ayudó su reputación».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído