El vaticano se suma a las críticas de recia, Francia, Rusia y EEUU

El Papa Francisco, muy tocado por la brusca transformación de la basílica de Santa Sofía en mezquita

El líder católico criticó la decisión del gobierno del nacionalista Recep Tayyip Erdogan ante uno de los emblemas más importantes del catolicismo

El Papa Francisco, muy tocado por la brusca transformación de la basílica de Santa Sofía en mezquita
El papa Francisco PD

El Papa Francisco reconoció estar “muy afligido” por la reconversión de la antigua basílica Santa Sofía de Estambul en mezquita.

Al término de la oración del Ángelus, mostró su descontento por la decisión tomada por el gobierno del nacionalista Recep Tayyip Erdogan.

“Mi pensamiento va a Estambul. Pienso en Santa Sofía. Estoy muy afligido”, dijo brevemente.

Erdogan, que ha retrocedido la tradición laica de las últimas décadas, anunció la apertura de la antigua basílica de Santa Sofía en Estambul al culto musulmán después de que un tribunal anuló su condición de museo, abriendo así el camino a su transformación en mezquita.

Santa Sofía, construida en el siglo VI por los bizantinos que coronaban allí a sus emperadores, está declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad y es una de las principales atracciones turísticas de Estambul.

Convertida en mezquita tras la toma de Constantinopla por los otomanos en 1453, fue secularizada y transformada en museo en 1934 por el dirigente de la joven República turca, Mustafa Kemal Atatürk, que impulsó la modernización y deseaba “ofrecerla a la humanidad”.

El anuncio de Erdogan también provocó condenas y lamentos en Grecia, Francia, Rusia, Estados Unidos y organizaciones internacionales.

La Unesco, que registró el espacio como Patrimonio de la Humanidad en 1985, lamentó “profundamente la decisión de las autoridades turcas, adoptada sin diálogo previo, de modificar el estatus de Santa Sofía”.

El organismo dependiente de la ONU, de hecho, había publicado una nota en su web de que “cualquier modificación” del espacio “exige una notificación previa del Estado a la Unesco y, en caso necesario, un examen del Comité”.

“Estamos decepcionados por la decisión del gobierno de Turquía de cambiar el estatuto de Santa Sofía”, dijo la vocera del Departamento de Estado estadounidense, Morgan Ortagus.

“Entendemos que el gobierno turco sigue comprometido en mantener el acceso a Santa Sofía a todos los visitantes y deseamos oír sus planes para continuar la administración de Santa Sofía con el fin de garantizar que sigue accesibles para todos sin trabas”, añadió.

Las autoridades de Grecia, por su parte, también condenaron la reconversión en mezquita de la Santa Sofía, y afirmaron que se trata de una “provocación directa al mundo civilizado”.

La ministra de Cultura del país heleno, Lina Mendoni, afirmó que la decisión, que tiene lugar como “resultado de los objetivos políticos del presidente Erdogan, es una provocación a aquellos que reconocen el único valor y la ecuménica naturaleza del monumento”, según informaciones del diario Kathimerini.

Erdogan, un nostálgico del Imperio Otomano que busca ganarse el electorado conservador en medio de la crisis económica causada por la pandemia del nuevo coronavirus y un contexto regional difícil, ya se había mostrado en varias ocasiones favorable a convertir a Santa Sofía de nuevo en mezquita. El año pasado había calificado su transformación en museo de “gran error”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído