Los británicos responden militarmente a las presiones de Pekín

Reino Unido enviará el portaaviones Queen Elizabeth al Mar de China Meridional

El mayor buque de la Armada británica acudirá junto a dos destructores Tipo 45 y dos fragatas

Reino Unido enviará el portaaviones Queen Elizabeth al Mar de China Meridional
El portaaviones Queen Elizabeth PD

Reino Unido responde militarmente a las presiones recibidas desde Pekín.

Un nuevo portaaviones británico podría ser enviado al Extremo Oriente, donde participará en ejercicios militares conjuntos con aliados como Estados Unidos y Japón.

El portaaviones HMS Queen Elizabeth, cuya tripulación aún está entrenando en el mar, comenzará su primera misión a principios del próximo año con un viaje inaugural que la acercará a las aguas más disputadas en la tierra, el Mar de China Meridional.

Se desconoce la duración de su despliegue, pero es probable que visite las bases navales en Singapur, Okinawa y Darwin.

Se cree que la decisión del despliegue es una respuesta a la actitud cada vez más agresiva de China en la región.

En su viaje al Lejano Oriente, el HMS Queen Elizabeth, que junto con su buque gemelo HMS Prince of Wales es el portaaviones más grande jamás construido por la Armada británica.

Sin embargo, no irá solo. Estará acompañado por otros buques de guerra, incluidos dos destructores Tipo 45 y dos fragatas. Además cargará dos escuadrones de aviones F-35B Lightning II.

Es probable que uno de esos escuadrones sea de la RAF, mientras que el otro podría ser del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, de acuerdo al diario The Times.

Además de participar en ejercicios militares, el buque también proporcionará una plataforma para conversaciones comerciales, escribió el Times, citando una fuente de defensa no identificada.

Durante el último medio siglo, Gran Bretaña no ha tenido una presencia militar o naval permanente “al este de Suez”.

Durante la Guerra Fría, la principal amenaza provino de la Armada Soviética y el Atlántico Norte fue necesariamente el foco principal de la estrategia naval británica, siendo la Guerra de las Malvinas en 1982 la excepción. La vigilancia de los océanos Pacífico e Índico se dejó en gran medida a la Marina de los Estados Unidos.

Pero la creciente tensión entre Londres, sus aliados y Pekín forzó a un cambio de estrategia.

La noticia del despliegue se conoce justo cuando el gobierno británico anunció la prohibición a los operadores de telecomunicaciones de comprar nuevos equipamientos para sus redes 5G al grupo chino Huawei a partir de finales de este año e impondrá que se retiren todos los antiguos antes de 2027.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído