Pekín busca reafirmar su reclamo de soberanía en territorios administrados por Tokio

China acosa a Japón y hace que sus cazas crucen el aéreo nipón más de 600 veces en un año

Las aeronaves del Ejército Popular de Liberación se acercan constantemente a las islas del suroeste, una zona donde también se encuentra la base estadounidense de Okinawa

China acosa a Japón y hace que sus cazas crucen el aéreo nipón más de 600 veces en un año
Xi Jinping PD

El régimen de Xi Jinping sigue con sus sueños de emperador.

China busca asentar su hegemonía regional por encima de sus potenciales rivales asiáticos, con maniobras militares que ejercer cada vez más presión sobre las fuerzas vecinas.

El piloto japonés Takamichi Shirota explicó cómo es que la Fuerza Aérea china asedia la zona e impone su creciente presencia.

Al menos dos veces por día, los pilotos japoneses oyen la sirena de alarma y deben abordar sus cazas para interceptar posibles incursiones en el espacio aéreo del país.

De los 947 incidentes de este tipo registrados en el último año fiscal, la gran mayoría correspondió a naves del Ejército Popular de Liberación chino.

“El número de escaramuzas por violaciones al espacio aéreo ha crecido rápidamente en la última década, especialmente en el suroeste”, explicó Shirota a la cadena norteamericana.

Dicha región incluye las islas Senkaku, administradas por Japón pero reclamadas por China en una de sus múltiples disputas territoriales con sus vecinos.

También está cerca la base estadounidense de Okinawa, una de las más importantes del Pentágono en Asia y el Pacífico.

Si bien los vuelos de las naves chinas no violan las leyes internacionales, ya que no ingresan al espacio aéreo japonés, son parte de los esfuerzos de Pekín por reivindicar su poder en la zona y mantener latente el reclamo por las islas en disputa.

El comandante Shirota explicó que dirige un escuadrón cuyos pilotos están en alerta únicamente para vigilar las posibles incursiones chinas.

“Estamos en guardia todo el tiempo en tensión, nunca sabemos lo que vamos a encontrar en el cielo. Puede que veamos cómo se van, o puede que los encaremos”, explicó.

La cifra de alarmas supera largamente a la registrada en otras regiones. Los 675 vuelos chinos en la zona dejan muy atrás a las 430 alertas recibidas por los países europeos de la OTAN en 2019, y el promedio de siete intercepciones de vuelos rusos registrados por EEUU y Canadá en la última década.

El Ministerio de Defensa japonés ha elevado sus capacidades aéreas con nuevos jets, algunos provistos por Estados Unidos, pero es un proceso lento, por lo que la carga sigue sobre los pilotos y las naves que cuentan actualmente.

“Japón está rodeado de mar, por lo que la invasión vendría por mar o aire. Si viene desde el aire, sucederá muy rápido”, advirtió Shirota.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído