Los participantes afirman que el coronavirus es una teoría conspirativa contra la libertad

Casi 20 agentes de Policía heridos tras una violenta protesta en Berlín contra las restricciones por el COVID-19

En la manifestación participaron 20.000 ciudadanos que no cumplían con el uso de la mascarilla o la distancia personal

Casi 20 agentes de Policía heridos tras una violenta protesta en Berlín contra las restricciones por el COVID-19
Un manifestante amenaza a un policía PD

Máxima tensión en Alemania por una violenta manifestación para criticar las medidas de prevención frente al coronavirus.

Un total de 18 policías resultaron heridos al intentar dispersar una protesta realizada en Berlín contra las medidas impuestas para controlar la pandemia del coronavirus.

Tres de los agentes tuvieron que ser trasladados al hospital para su tratamiento, según ha informado la Policía de la capital alemana.

La Policía irrumpió en la protesta, en la que participaron cerca de 20.000 personas, alegando que los organizadores no habían garantizado las normas de seguridad. La mayoría de los asistentes no llevaron mascarilla ni respetaron la distancia entre personas.

La Policía de Berlín informó de que había desplegado en la zona a 1.100 agentes para controlar el evento y dispersar a la multitud, obligando a los organizadores a abandonar el escenario donde se encontraban alentado a los asistentes.

Los asistentes clamaban consignas como «libertad» y «resistencia» y denunciaban que la proclamación de la pandemia de coronavirus era la «mayor teoría conspirativa».

La protesta fue convocada bajo la consigna «Fin de la pandemia – Día de la libertad». Las fuerzas de seguridad mantuvieron separada una contramanifestación que gritaba «¡Fuera nazis!», sin que se produjeran incidentes mayores.

Una película filmada por la cineasta alemana Leni Riefenstahl documentando de forma propagandística la asamblea del Partido Nacionalsocialista de Adolf Hitler en Núremberg en 1935 llevaba precisamente el título «Día de la libertad» («Tag der Freiheit»).

Los políticos de la coalición del Gobierno se han expresado de forma profundamente crítica con respecto a la protesta contra las restricciones.

«Covidiotas», llamó a los manifestantes la líder del Partido Socialdemócrata Saskia Esken. «¿Otra vez estamos con 1.000 infecciones por día y en Berlín protestan contra las medidas para frenar el coronavirus? No podemos permitirnos esta estupidez», lamentó en Twitter el jefe del grupo conservador del Parlamento regional de Brandeburgo, Jan Redmann.

Alemania ha contabilizado en las últimas 24 horas 955 nuevos casos de coronavirus, para un total de casi 210.000 personas contagiadas, según ha informado este sábado el Instituto Robert Koch (RKI), la agencia gubernamental encargada del control de enfermedades infecciosas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído