Las protestas contra el Gobierno de Líbano se disparan tras la polémica explosión

Los manifestantes toman el Ministerio de Relaciones Exteriores en Beirut

El grupo de personas que logró ingresar está liderado por oficiales retirados del ejército libanés

Los manifestantes toman el Ministerio de Relaciones Exteriores en Beirut
Las protestas en Líbano PD

Los libaneses salieron masivamente a las calles luego de las explosiones que dejaron más de 150 muertos y 5.000 heridos.

Los manifestantes y policías se enfrentan en la capital libanesa en el marco de una protesta en la que miles de personas exigen la dimisión de las autoridades tras la explosión registrada el martes en el puerto de Beirut, que ha causado más de 150 muertos y 5.000 heridos.

Un grupo de personas, liderado por oficiales retirados del ejército libanés, tomó por asalto el Ministerio de Relaciones Exteriores y lo declararon “la sede central de la revolución”.

El asalto, retransmitido por las televisiones locales, se produjo mientras las fuerzas de seguridad se concentraban en mantener el orden en la tensa manifestación, celebrada a unos pocos centenares de metros del Ministerio, que reunió a miles de libaneses.

La marcha se convocó frente al Legislativo y ya se están produciendo los primeros enfrentamientos con los policías, que arrojan bombas de gas y gases lacrimógenos a los manifestantes, mientras estos les lanzan piedras.

La protesta, convocada bajo el nombre de “Día de la Ira”, reúne a miles de personas en la simbólica Plaza de los Mártires y, al grito de “Dimisión”, un grupo intentó entrar en el Parlamento a la fuerza. No lo lograron pero sí consiguieron ingresar al Ministerio de Exteriores.

Poco antes de los enfrentamientos, la gente comenzó a reunirse en el lugar para expresar su rechazo al Gobierno y al régimen político al que responsabilizan de la grave crisis y el deterioro en que ha caído el Líbano.

El siniestro, que ha dejado más de 150 muertes, al menos 60 desaparecidos y miles de heridos y a entre 200.000 y 250.000 personas sin casa, se produjo en medio de una crisis económica y política que ya provocó masivas manifestaciones contra el régimen sectario del Líbano en septiembre.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído