Mundo
Inmigrantes a su llegada al CETI de Melilla, tras saltar violentamente la valla que separa España de Marruecos. EP