Nefertiti pudo llegar de forma ilegal a Alemania

Egipto reclama parte de su historia

El busto se expone en el Neues Museum en Berlín

Egipto investiga cómo llegó el busto a Alemania y que, en caso de comprobar que lo hizo de forma ilegal, exigirá que la obra sea devuelta a su lugar de origen

Poco después de que la famosa escultura de la esposa del faraón Akenaton, Nefertiti, regresara al Neues Museum berlinés, Egipto ha anunciado que investiga cómo llegó el busto a Alemania y que, en caso de comprobar que lo hizo de forma ilegal, exigirá que la obra sea devuelta a su lugar de origen.

NEFERTITI FUE EGIPCIA

Según señala The New York Times en un artículo, el responsable de antigüedades del gobierno egipcio, Zahi Hawass, ha asegurado a varios medios alemanes que el busto pertenece a su país. Hawass ha explicado que Egipto ha abierto una investigación para averiguar cómo llegó Nefertiti a Alemania.

«Si el busto dejó Egipto de forma ilegal, y yo creo que lo hizo, entonces exigiré oficialmente su vuelta»

El Neues Museum, recuperado de las ruinas por obra del arquitecto británico David Chipperfield e inaugurado el viernes 16 de octubre por la canciller Angela Merkel, acoge 9.000 objetos de los fondos del Museo Egipcio -entre sarcófagos, papiros, relieves y esculturas. Con la inauguración se completó el proceso de recuperación de la Isla de los Museos iniciada tras la caída del Muro, hace ahora veinte años, que ha costado más de mil millones de euros -de los cuales 213 millones corresponden al Neues Museum.

NEFERTITI DURANTE EL NAZISMO

El busto de Nefertiti se exhibió por primera vez en este Museo y durante los bombardeos aliados sobre Berlín, entre 1943 y 1945, fue trasladado a una mina de Turingia por orden de Adolf Hitler, para preservarlo de la destrucción del resto de la capital del Tercer Reich.

Las tropas estadounidenses lo rescataron y fue expuesto durante décadas en el sector estadounidense, hasta que tras la reunificación pasó por varios domicilios provisionales. Egipto ha reclamado a Nefertiti como propia repetidamente, pero ni Hitler entonces ni las autoridades actuales han accedido por ahora a la petición. (Agencias).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído