Hoy se celebra el Día de África, continente donde 300 millones de personas pasan hambre

Alrededor de 265 millones de personas pasan hambre en África subsahariana y 42 millones en África del norte y Oriente Próximo, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). La ONU celebra hoy el Día de África, continente que reúne a 22 de los 24 países más pobres del mundo.

Estos son algunos de los principales datos extraídos por Servimedia de estudios de la ONU ante el Día de África, declarado en esta fecha por Naciones Unidas porque el 25 de mayo de 1963 se fundó la Organización de la Unidad Africana, actualmente conocida como Unión Africana y que agrupa a 53 Estados miembros.

La celebración de este año coincide con el 50� aniversario de la independencia de varios países francófonos y de Nigeria, el más poblado del continente.

Con motivo de esta celebración, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, destacó que «África ha contribuido a reconfigurar la agenda mundial, recordando constantemente a la comunidad internacional su responsabilidad hacia los más vulnerables y afirmando que todos somos miembros de una gran familia mundial de naciones».

Ban subrayó que la ONU trabaja para hacer frente a «los conflictos internos, los intentos de usurpación del poder al margen del orden constitucional, la violencia contra los civiles, en particular contra las mujeres, los problemas derivados del desempleo juvenil y las dificultades creadas por las enfermedades, el cambio climático y la inseguridad alimentaria» en África.

Según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) sobre «El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo», alrededor de 1.020 millones de personas pasan hambre, de las cuales 265 viven en África subsahariana y 42 millones en el norte de África y Oriente Próximo.

Además, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) recalca que África concentra a 22 de los 24 países más pobres del mundo, relación en la que se cuelan Afganistán y Timor Leste.

AYUDA EXTERNA

Ante esta situación, Manos Unidas subrayó que el desarrollo de África no debe depender sólo de la ayuda externa porque este continente posee enormes riquezas naturales y un gran potencial humano, garantizado por la extrema juventud de su población, ya que el 70% de los africanos tiene menos de 30 años.

«Sin embargo, leyes de comercio poco favorables, los intereses económicos de empresas occidentales y los altos niveles de corrupción interna impiden que África alcance los índices de desarrollo que por derecho le corresponden», añadió.

Además, apuntó que la crisis económica ha elevado el hambre y la pobreza en África, con un incremento de entre 7 y 16 millones de personas que viven con menos de 1,25 dólares (1 euro) al día.

La caída de los precios de las materias primas, el descenso del turismo, la reducción de las remesas, el retorno de muchos emigrantes y el aumento del desempleo han reducido el crecimiento económico del «continente negro», que, según Manos Unidas, será el único en el que no se cumplirá el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: erradicar la pobreza extrema y el hambre.

No obstante, Manos Unidas reivindicó que el desarrollo de África no se ciña fundamentalmente a la ayuda externa y se fundamente en sus propias estructuras sociales y de gobierno y en primar al sector agrícola para garantizar la seguridad alimentaria.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído