Amnistía denuncia que mujeres de Kenia viven encerradas en casa sin asearse por temor a ser violadas

Las mujeres y las niñas de los barrios marginales de Nairobi (Kenia) viven con la amenaza constante de ser víctimas de la violencia sexual y en muchos casos tienen tanto miedo que no se atreven a salir de casa para ir a los aseos y retretes comunes.

Esta situación se recoge en el informe «Inseguridad e indignidad: experiencias de mujeres en los barrios de Nairobi», dado a conocer hoy por Amnistía Internacional.

El informe describe cómo la falta de medidas del Gobierno para incorporar los barrios marginales a los planes y presupuestos urbanísticos ha dificultado el acceso a servicios como el saneamiento, lo que afecta a las mujeres de los barrios marginales y de los asentamientos informales, donde sólo un 24% de sus habitantes cuenta con aseos domésticos.

«De noche, y a veces mucho antes de que oscurezca, las mujeres de los asentamientos de Nairobi están prisioneras en su propia casa. Necesitan más intimidad que los hombres para ir al aseo o tomar un baño y la inaccesibilidad de las instalaciones las deja expuestas a sufrir violaciones, por lo que quedan atrapadas en su propia casa», explicó Godfrey Odongo, especialista de Amnistía Internacional en África oriental.

Esta situación se agrava por la falta de presencia policial en los barrios marginales y porque cuando las mujeres son víctimas de violencia sexual es poco probable que sean juzgados estos hechos, según recoge el informe.

En este sentido, incapaces de salir de la única habitación que consta en sus casas, muchas mujeres de asentamientos informales de Nairobi recurren a «aseos volantes» al anochecer, esto es, arrojan bolsas de plástico a la calle después de realizar sus necesidades.

Algunas mujeres explicaron a Amnistía que las malas condiciones sanitarias en que viven contribuyen a la aparición de enfermedades y otras relataron la humillación de tener que bañarse delante de sus familiares e hijos.

Amnistía Internacional exhorta en su informe al Gobierno keniano a que haga cumplir la obligación de los arrendadores de viviendas de construir retretes y baños en los barrios marginales y los asentamientos informales y ayude a los propietarios sin recursos para que construyan estas instalaciones.

Además, indica que el Ejecutivo también debe poner en marcha medidas para mejorar la seguridad, el alumbrado y el orden público y garantizar la coordinación de las autoridades competentes para mejorar los servicios de suministro de agua y saneamiento en los asentamientos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído