Un amigo de Campbell confirma que recibió los diamantes y ahora los ha entregado

Un amigo de Campbell confirma que recibió los diamantes y ahora los ha entregado
. EFE/Archivo

El ex director de la ONG Fondo Nelson Mandela para la niñez (NMCF) Jeremy Ratcliffe, amigo de la modelo británica Naomi Campbell, confirmó hoy que en 1997 recibió «tres pequeños diamantes en bruto» de ésta y que ahora los ha entregado a las autoridades surafricanas.

La cadena pública británica BBC ha recibido un comunicado de Ratcliffe en el que afirma que la «top-model» le entregó las piedras preciosas «en el Tren Azul (ferrocarril de lujo surafricano) el 26 de septiembre de 1997».

Campbell declaró el jueves ante el Tribunal Especial para Sierra Leona de la Haya (Holanda), que juzga al ex presidente de Liberia Charles Taylor por crímenes de guerra, que había recibido tres diamantes sin pulir de desconocidos después de una cena benéfica organizada por el ex presidente surafricano Nelson Mandela en Ciudad del Cabo, a la que también asistió Taylor.

Según la modelo, al día siguiente de la cena, en la que estuvieron otros famosos como la actriz Mia Farrow -que también debe declarar ante el tribunal holandés- o el músico Quincy Jones, se los entregó a su amigo Ratcliffe para que los usara en beneficio de la ONG surafricana patrocinada por Mandela.

Según la BBC, Ratcliffe, que supuestamente ha entregado ya las piedras a las autoridades de Suráfrica, estaría dispuesto a testificar ante el mismo tribunal.

En su comunicado, el ex director de la organización de caridad surafricana reconoce que, tras pensarlo, decidió quedarse con los diamantes.

«Naomi sugirió que los utilizara para beneficio del Fondo Nelson Mandela para la niñez, pero yo le dije que no quería involucrar al Fondo en nada que pudiera ser ilegal», manifiesta.

Ratcliffe, que continúa siendo miembro fiduciario de la organización -que ha negado repetidamente tener los diamantes-, optó por quedárselos porque pensó que tal vez sería ilegal también que la modelo los sacara del país.

«Al final, decidí que debería quedármelos», afirma en la declaración recogida por la cadena pública británica.

«Un factor que influyó para que no informara a nadie de lo ocurrido fue que quería proteger la reputación del Fondo y del señor Mandela y de Naomi Campbell, ninguno de los cuales se beneficiaba de ninguna manera», añade.

El actual portavoz del Fondo, Oupa Ngwenya, señaló ayer al canal privado sudafricano «e-TV» que la institución nunca recibió los diamantes que supuestamente le fueron entregados a Campbell esa noche en la habitación que ocupaba en la casa de huéspedes de Mandela.

La modelo declaró que cuando dormía, llamaron a la puerta de la habitación, y unos desconocidos le entregaron una bolsita de tela y que se volvió a la cama sin siquiera echar un vistazo a su contendido.

«Estoy acostumbrada a que conserjes y otro personal me hagan entrega de regalos y no le di más importancia», relató Campbell.

A la mañana siguiente, la modelo cogió el regalo y se encontró con lo que ha definido como «dos o tres pequeñas piedras sucias»».

En el desayuno comentó el episodio con su entonces agente, Carol White, y Mia Farrow, que le aclararon que debían ser diamantes sin pulir y apuntaron que posiblemente procedían de Taylor, una teoría que Campbell «asumió» entonces que era cierta.

La modelo subrayó que, en cualquier caso, los diamantes no estuvieron en su poder más de seis horas, pues al saber que eran valiosos decidió donarlos en mano al entonces responsable de la fundación infantil Nelson Mandela, Jeremy Ratcliffe.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído