La ONU lanza llamamientos millonarios por la sequía en Yibuti y las inundaciones en Benín

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) lanzó este miércoles dos llamamientos de emergencia para asistir a los afectados por la sequía en Yibuti y las inundaciones en Benín.

Para Yibuti, la OCHA ha pedido casi 40 millones de dólares (unos 28,5 millones de euros) con el fin de proporcionar asistencia humanitaria a unas 120.000 personas.

La sequía de los últimos cinco años en este país del este de África ha provocado un aumento del hambre y la malnutrición, especialmente entre los niños menores de cinco años en las zonas rurales.

De hecho, unos 25.000 niños menores de cinco años sufren desnutrición aguda, lo que supone un 20% de todos los menores con esta franja de edad en Yibuti.

Además, la sequía ha destruido las cosechas de los dos últimos años, el 70% del ganado ha muerto debido a la falta de pastos y forrajes, y los precios de los alimentos básicos se han mantenido más altos que en 2008, cuando los precios internacionales se dispararon.

Por otro lado, la OCHA hizo un llamamiento de más de 46 millones de dólares (unos 32,8 millones de euros) para ayudar a cientos de miles de personas que han sobrevivido a las recientes inundaciones en Benín.

Este país de África occidental vive una situación de destrucción generalizada por las fuertes lluvias caídas desde mediados del pasado mes de septiembre, que han causado las peores inundaciones del último siglo en Benín y han afectado a unas 680.000 personas, mientras que más de 105.000 han perdido sus casas.

Además, las inundaciones han dañado gravemente hospitales e infraestructuras, así como 128.000 hectáreas de tierras de cultivo, en tanto que 12.000 toneladas de reservas de alimentos se han perdido.

La OCHA calculó que un millón de personas pasan hambre y más de un tercio de los niños menores de cinco años ya sufrían desnutrición crónica antes de las inundaciones de Benín.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído