El Gobierno aprueba la extradición a Marruecos de un belga sospechoso de terrorismo y deniega la de un español

El Consejo de Ministros ha aprobado la extradición a Marruecos del ciudadano marroquí-belga Alí Aarras, sospechoso de estar relacionado con el terrorismo, y ha denegado la de Mohamed El Bay, reclamado por los mismos cargos, al estimar que además de la alauí también tiene la nacionalidad española.

Los dos ciudadanos, que eran reclamados por las autoridades magrebíes por su supuesta vinculación con el terrorismo islamista, fueron objeto de una campaña puesta en marcha por la Comisión Islamista de Melilla (CIM), que recogió 10.000 firmas en contra de la extradición.

Además de la CIM, también se han opuesto a esta extradición los partidos políticos CPM y PP (incluidos el presidente Juan José Imbroda y el diputado a Cortes Antonio Gutiérrez), ya que tanto Ali Aarras como Mohamed El Bay son ciudadanos comunitarios (belga y español, respectivamente). Además, la causa sobre presunta colaboración con el terrorismo islamista que se instruía contra Aarras fue archivada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El Bay y Aarras fueron detenidos el 1 de abril de 2008 en Melilla para ejecutar una orden de detención internacional dictada por Marruecos. A Aarras le consideran integrante del «Movimiento de los Muyahidines en el Magreb» desde 1982 y le relacionan con los atentados de Casablanca del 16 de mayo de 2003.

Por su parte, El Bay está supuestamente relacionado con una red terrorista que las autoridades marroquíes desmantelaron en febrero de 2008 con la detención de más de 30 personas, la mayoría en la vecina Nador. Ambos se encontraban encarcelados desde entonces en prisiones de la Península.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido