Familiares de un presunto islamista que se extraditará a Marruecos increpan al delegado del Gobierno en Melilla

Familiares de Ali Aarrás y dirigentes sociales, todos encadenados, han increpado al delegado del Gobierno en Melilla, Gregorio Escobar, al finalizar la concentración contra la violencia de la Mujer, por la decisión del Gobierno de la Nación de extraditar a Marruecos a este melillense buscado por el reino alauí por presunta pertenencia al terrorismo islamista.

Los protestantes, unidos todos ellos por cadenas por distintas partes del cuerpo, se han sumado a la concentración del Día Internacional de la Mujer que se desarrollaba en la puerta del Palacio de la Asamblea cuando al finalizar el discurso del presidente de Melilla Juan José Imbroda (PP), han dirigido gritos y críticas en contra de Gregorio Escobar, al que acusan de no defender a los melillenses de origen bereber frente a Marruecos.

El secretario general de la Asociación Musulmana de Melilla, Abderramán Benyahya, ha dirigido la protesta contra el delegado del Gobierno, al que ha recriminado su negativa a recibir a los familiares de Alí Aarrás, que desde la noche de este miércoles se encuentran acampados en la Plaza de España, justo en frente de la Delegación del Gobierno.

Benyahya, a voz en grito, ha dicho dirigiéndose a Gregorio Escobar: «Le pregunto al delegado del Gobierno cuánto musulmanes, melillenses, rifeños que forman parte de la tropa española y si el Gobierno de España tiene previsto crear la Legión Extranjera o las fuerzas indígenas o si va a crear un Ejército mixto de marroquíes y españoles».

Asimismo ha señalado que la decisión del Consejo de Ministros de extraditar a Marruecos a Alí Aarrás, melillense con doble nacionalidad belga y marroquí, «es una aberración jurídica, es el mayor atentado producido y es una cesión de soberanía, y el Gobierno español es el responsable».

«No pueden utilizar a la comunidad musulmana como cobayas ni como monedas de cambio, abogamos por las mejores relaciones bilaterales entre España y Marruecos pero no a costa de nuestros derechos ni de conculcar nuestra condición de españoles» le gritó Benyahya.

En declaraciones a los periodistas, el delegado del Gobierno, Gregorio Escobar, ha rechazado las críticas de los manifestantes y aseguró que el Gobierno de España «ofrece el máximo de protección jurídica a quien tiene la nacionalidad española» al recordar que el Consejo de Ministros ha rechazado extraditar a Mohamed El Bay, que cuenta con DNI español, mientras sí lo ha hecho con Alí Aarrás, con pasaporte de Bélgica.

Escobar, que ha tachado a Abderramán Benyahya como «personaje», ha dicho que los mensajes que ha dado «lo que pretenden es alterar la paz social de una ciudad y un país que protege a sus nacionales».

El representante gubernativo quiso dejar claro por último que «respeta a la familia de Alí Aarrás y no tengo absolutamente nada en contra de que lleve las actuaciones que crea oportunas», como la acampada que realiza desde anoche frente a la Delegación del Gobierno con un cartel en el que se puede leer «No a la extradición».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído