La huelga general en favor de Ouattara deja Abiyán sin transporte

La huelga general en favor de Ouattara deja Abiyán sin transporte

Una mujer marfileña reza por la paz en Abiyán (Costa de Marfil) Abidjan (Costa de Marfil), el pasado 27 de diciembre. EFE

EFE/Archivo

Abiyán quedó hoy prácticamente paralizada, al quedarse sin transporte público en la mayoría de los barrios debido a la huelga general convocada por los partidarios de Alassane Ouattara para echar del poder a Laurent Gbagbo, quien pretende seguir en la Presidencia de Costa de marfil.

Las tiendas y servicios, que el lunes trabajaron casi todos y ayer empezaron a cerrar, hoy en su mayoría no han abierto las puertas «y la situación seguirá así hasta que los políticos resuelvan la crisis», dijo hoy a Efe un portavoz de la Federación de Comerciantes de Costa de Marfil, que pidió el anonimato.

Mientras tanto, el desabastecimiento y la acumulación de productos de primera necesidad por parte de los ciudadanos ha llevado a que, por ejemplo, la carne de la calidad más vendida haya pasado de costar 1.800 francos CFA (2,75 euros, 3,60 dólares) el kilo hace tres semanas a 4.000 francos CFA (6,10 euros, 8 dólares) hoy.

El incremento es incluso mayor en otras mercancías esenciales, como la leche, el azúcar, el arroz, el aceite y el carbón, lo que ha puesto muy difícil la vida a la gran mayoría de los marfileños.

El cierre el pasado 23 de diciembre de las cuentas del país en el Banco Central de los Estados de África Occidental (BCEAO) al Gobierno de Gbagbo, también hace previsible que los funcionarios y empleados de empresas públicas no cobren sus próximos sueldos, mientras los de diciembre los han recibido una parte, pero no otros.

Por otro lado, la desconvocatoria de la manifestación prevista para hoy en Abiyán por los grupos más violentos de seguidores de Gbagbo, las Juventudes Patrióticas, acusadas de graves violaciones de los derechos humanos al inicio de la pasada guerra civil de Costa de Marfil, ha ofrecido un respiró a los habitantes de la ciudad.

La concentración que había convocado el líder de este grupo, Charles Blé Goudé, sometido a sanciones por la ONU desde 2006 por incitación al odio y violación de los derechos humanos, hacía temer a muchos ciudadanos de Abiyán a una nueva jornada de violencia.

La comunidad internacional reconoce a Ouattara como ganador de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del pasado 28 de noviembre y ha exigido a Gbagbo que facilite el traspaso del poder, a lo que este se ha negado y ha insistido en que el vencedor de los comicios fue él.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído