Marruecos y el Frente Polisario volverán a reunirse el 21 de enero

Marruecos y el Frente Polisario volverán a reunirse para mantener conversaciones informales bajo la mediación de la ONU y sobre el futuro del Sahara Occidental del 21 al 23 de enero próximos en Nueva York, informó hoy el organismo internacional.

El enviado especial de la ONU para ese conflicto, Christopher Ross, canalizará esas reuniones informales que de nuevo se celebrarán a puerta cerrada en el complejo que el organismo multilateral tiene en la localidad de Greentree, en Long Island, y a unos 65 kilómetros de Nueva York.

«En sus últimas conversaciones, las partes comenzaron un debate sobre enfoques innovadores para crear un ambiente más propicio a los progresos», recordó el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, mediante un comunicado.

Agregó que «para esa próxima reunión, se ha pedido a las partes que presenten propuestas concretas a ese respecto».

Esta será la quinta ronda de negociaciones informales auspiciadas por Naciones Unidas y a las que también asistirán como observadores Argelia y Mauritania, en su calidad de países vecinos.

En las ocasiones anteriores esos encuentros directos en Nueva York concluyeron sin haber logrado un mínimo avance.

Rabat insiste en que su propuesta de autonomía es la única salida al conflicto que dura más de 30 años en la ex colonia española, mientras que el Polisario defiende la celebración de un referéndum con la independencia entre una de las opciones.

Esta reunión se produce a invitación de Ross y siguiendo el mandato del Consejo de Seguridad para que la ONU dirija esas negociaciones.

En el anterior encuentro, celebrado a mediados de diciembre, ambas delegaciones fijaron sendas nuevas reuniones para este mes de enero y para una fecha aún por determinar de marzo.

A su término, Ross indicó que cada parte había seguido rechazando las propuestas de la otra como base única de las negociaciones futuras, aunque las discusiones se desarrollaron «en una atmósfera de compromiso serio, franqueza y respeto mutuo».

Ross indicó también hace un mes que Marruecos y el Polisario se comprometieron a «discusiones profundas sobre enfoques innovadores para construir una nueva dinámica de cara al proceso de negociación de 2011, sobre la base de reuniones regulares».

Agregó que en esa ocasión propusieron «ideas concretas» que empezarán a desarrollar en las conversaciones informales de la próxima semana.

Esa última reunión se celebró tras los incidentes ocurridos en el Sahara el pasado 8 de noviembre, cuando fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron por la fuerza el campamento protesta de Gdaim Izik, ubicado en las afueras de El Aaiún, la capital saharaui.

Allí se habían instalado unos 15.000 saharauis en reclamación de sus derechos económicos y sociales, que fueron desalojados por la fuerza por las autoridades marroquíes, ocasionando once muertos entre sus filas, y que por la brutalidad del desalojo generó graves disturbios y condenas por parte de organizaciones y gobiernos.

Dos días después de su conclusión, el Frente Polisario pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que tomara medidas para evitar «el colapso» de las estancadas negociaciones con Marruecos, a quien acusaba de una «actitud de obstrucción» y «desprecio» por los derechos humanos en Rabat que minan la credibilidad del diálogo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído