Miles de personas se manifiestan ante el Palacio de Gobierno de Túnez

Miles de personas se manifiestan ante el Palacio de Gobierno de Túnez
. EFE/Archivo

Miles de personas participan hoy en una concentración ante el palacio de Gobierno de la capital tunecina para exigir la salida de todos los ministros del anterior régimen del Gobierno de transición, incluido el primer ministro, Mohamed Ghanuchi.

A los cientos de personas llegados el domingo desde el interior del país, que permanecían desde anoche ante la oficina del primer ministro, se sumaron hoy miles de habitantes de la capital y de otras regiones.

Al menos 8.000 personas concentradas ante el Palacio del Gobierno aseguraron que no cesarán su protesta hasta que abandonen el poder todos los ministros del régimen del presidente depuesto, Zine el Abidine Ben Alí.

«Túnez es libre, el RCD fuera», gritan los manifestantes en referencia al partido del poder de Ben Alí, que cuenta con 12 de los 19 ministros del Gobierno de transición, la mayoría en los puestos claves como Interior, Defensa, Exteriores o Finanzas.

La plaza del Palacio de Gobierno, en la vieja medina de la capital, se ha convertido en un campamento de protesta improvisado, donde los habitantes de la medina reparten comida y bebida a los manifestantes que entonan repetidamente el himno nacional y consignas contra el primer ministro y el Gobierno.

Todas las paredes blancas de la histórica plaza se encuentran llenas de pintadas como «Abajo la dictadura» «Al fin libres», «RCD fuera», «Viva la Revolución» o «Peligro, pueblo inflamable».

Los manifestantes, entre ellos muchos jóvenes y estudiantes, portan decenas de fotos del vendedor ambulante, Mohamed Buazizi, que el 17 de diciembre encendió la mecha de la protesta social al quemarse a lo bonzo después de que la Policía le retirase la licencia para su puesto de verduras en las calles de Sidi Buzid, en el centro oeste de Túnez.

Precisamente de la región pobre y campesina de Sidi Buzid llegó el sábado a la capital un convoy de más de 200 vehículos denominado «caravana de la liberación» con cerca de un millar de manifestantes.

A ellos se sumaron hoy otras caravanas y personas que han llegado a la capital caminando desde otras regiones del interior del país como Kaserín, Gafsa, Tela o Bizerta y que se han instalado con colchones y sacos de dormir ante la sede del Gobierno.

Todos ellos aseguran que no piensan abandonar el lugar, pese al toque de queda nocturno vigente en la capital, hasta que no salgan del Ejecutivo todos los ministros del antiguo partido en el poder.

Las manifestaciones contra el Gobierno se multiplicaron hoy también en otras zonas de la capital, como en la avenida Habib Burguiba, donde más de un millar manifestantes reclamaron la dimisión de todos los ministros y la formación de un nuevo Gabinete desvinculado del pasado.

«Fuera los ministros de Ben Alí, no nos confisquéis la revolución», clamaron los manifestantes, mientras que, a escasos metros de su protesta, centenares de policías permanecían concentrados ante la sede del Ministerio de Interior demandando la salida de sus antiguos dirigentes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído