Gadafi aspira a permanecer como el «gran padre» del nuevo régimen

Sadi Gadafi, uno de los siete hijos del mandatario libio Muamar Gadafi, ha revelado que éste aspira a permanecer como el «gran padre» del nuevo régimen que se conformará tras las revueltas populares que desde hace nueve días sacuden al país en demanda de reformas democráticas.

En una entrevista concedida al diario británico ‘The Financial Times’, el joven Gadafi ha calificado la oleada de protestas como un «terremoto positivo» que hará avanzar al país hacia una serie de reformas necesarias que conducirán a la creación de un nuevo régimen, en el que el mandatario aspira a seguir presente. «Mi padre querría permanecer como el gran padre que aconseja», dijo.

En este sentido, ha adelantado que uno de sus hermanos, Saif al Islam, está trabajando en la elaboración de una nueva Constitución, algo que anunciará «pronto». Muchos ven a Saif como el sucesor de su padre, especialmente después de que fuera el primer miembro de la familia gobernante en comparecer públicamente tras el estallido de las revueltas.

En referencia a la situación del país, Sadi ha asegurado que se ha normalizado en la mayoría de las ciudades, a excepción del este, donde la oposición ha conseguido hacerse con el control. «El 85 por ciento del país está muy calmado y muy seguro, el 50 o el 60 por ciento de la población está trabajando con normalidad», aseveró.

No obstante, ha reconocido que en la zona oriental, los manifestantes han ganado la batalla. Si bien atribuyó este hecho a la presencia de «miles» de miembros de Al Qaeda, que se habrían aprovechado del «caos» reinante para asegurar sus posiciones en el territorio. Así, ha argumentado que el año pasado Reino Unido se ofreció a entrenar a las fuerzas especiales libias «porque esperaba que tuvieran que luchar contra Al Qaeda en esa región».

En línea con este razonamiento, ha justificado la necesidad de bombardear la ciudad de Benghazi (este), bastión de los manifestantes, para destruir los almacenes de munición y evitar con ello que caigan en manos de los terroristas islámicos. Sin embargo, ha rechazado que el operativo se efectuara en zonas pobladas, como ha difundido la prensa internacional.

Además, el joven ha reiterado las declaraciones hechas por su padre en las que calificó de «drogadictos» a los promotores de las protestas. Así, ha señalado que consumen drogas «muy fuertes» como anfetaminas y éxtasis. «Tenemos toneladas de las pastillas que ellos toman», dijo a modo de prueba, aunque no supo indicar de dónde procedía el alijo.

SECTOR DE LOS HIDROCARBUROS

Interrogado sobre la seguridad de la industria de los hidrocarburos –motor económico del país que aglutina gran parte de la inversión extranjera–, Sadi se ha limitado a garantizar que el Ejército será enviado a proteger las instalaciones, en el caso de que sea necesario.

«Si escucháramos cualquier cosa, enviaríamos a algunos batallones. El Ejército todavía es muy fuerte, cuando la gente lo ve se atemoriza», apuntó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído