Bahrein. Amnistía y Human Rights piden que los 23 opositores liberados puedan ejercer sus actividades políticas

Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HRW) celebraron este jueves la liberación de 23 opositores de Bahrein, pero pidieron a las autoridades de este país que inicien una investigación independiente sobre las posibles torturas a las que fueron sometidos en su cautiverio y que puedan ejercer sus actividades políticas.

Estos 23 activistas de la oposición forman parte de los al menos 250 detenidos liberados ayer por orden del rey de Bahrein, Hamad Bin Isa al-Khalifa, después de haber sido detenidos y acusados de delitos relacionados con la seguridad nacional, por lo que se enfrentaban a la pena de muerte.

Los 23 activistas fueron detenidos en agosto y septiembre del año pasado y estaban acusados de formar una organización ilegal, intentar derrocar al Gobierno y anular la Constitución, incitar a la gente a «derrocar y cambiar al sistema político del país» y recaudar fondos y hacer planes para cometer atentados terroristas y otros delitos tipificados en la legislación antiterrorista de Bahrein de 2006.

La mayoría de ellos fueron acusados por escritos o actividades políticas pacíficas y, según HRW, las autoridades les obligaron a firmar un documento prometiendo que se abstendrían de criticar al Gobierno después de haber sido puestos en libertad, pero todos se negaron.

HRW vio esta excarcelación como «un paso positivo» ante las demandas de los manifestantes de que se emprendan reformas políticas, pero destacó que las autoridades «deben respetar sus derechos a participar en actividades políticas pacíficas».

Un abogado de Bahrein aseguró a HRW que estos 23 opositores se encuentran en una situación jurídica «incierta» porque la liberación no estaba supeditada a una amnistía o libertad bajo fianza, por lo que Human Rights instó al Gobierno a retirar inmediatamente los cargos políticos que pesan sobre ellos.

Por su parte, Amnistía reclamó que se abra una investigación independiente sobre las presuntas torturas sufridas por algunos de los 23 opositores cuando se hallaban bajo custodia.

AI apuntó que, según un abogado de los opositores, se desconoce si éstos fueron liberados en virtud de un indulto real o si se volverán a abrir las causas contra ellos en el futuro.

Las protestas de Bahrein comenzaron con un «día de la ira», organizado en Facebook y Twitter para el 14 de febrero, a semejanza de las manifestaciones populares de Egipto y Túnez.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído