Saif al Islam Gadafi: «Todo está en calma»

TRIPOLI, 26 (Reuters/EP)

Saif al Islam Gadafi, hijo del líder libio, Muamar Gadafi, sostiene que las calles de Trípoli están a rebosar de una multitud jubilosa que lanza fuegos artificiales, corea eslóganes a favor de Gadafi y celebra su largo mandato. «Todo está en calma», ha declarado ante el reducido grupo de periodistas extranjeros que ha podido entrar al país con permiso oficial.

«Si escuchan fuegos artificiales, no los confundan con disparos», afirma Saif. El enviado de Reuters asegura que el viernes por la noche, cuando la gente suele salir a la calle, muchas zonas de la ciudad lucían desiertas.

Miles de trabajadores extranjeros se afanan en tomar un avión en el aeropuerto internacional de Trípoli para salir del país. Muchos de ellos son de China, Africa y Oriente Próximo. La Policía hace uso de porras y látigos para mantenerles a raya y no ha permitido que los periodistas les hicieran preguntas. Además, ha mantenido bajo detención a un fotógrafo de Reuters durante horas.

Algunos residentes de la ciudad, contactados por teléfono, han expresado su temor por la situación que vive el país.

«La paz está volviendo a nuestro país», declara en cambio Saif al Islam Gadafi, quien consideró «mentiras» las informaciones que están difundiendo ciertos medios. Además negó que su padre ordenara bombardear poblaciones civiles.

«Nos reímos de esas informaciones», comentó al respecto. Igualmente admitió que fue un error prohibir la entrada de periodistas extranjeros, a quienes ahora insta a entrevistar a «cientos de miles» de libios.

«El principal problema son las campañas mediáticas hostiles en nuestra contra. Quieren mostrar que Libia está ardiendo, que está ocurriendo una gran revolución», criticó Gadafi, de 38 años. Por último, subrayó que los libios permanecen «unidos».

El hijo del líder libio ha anunciado que el Ejército se está empezando a contener en el oeste del país para dar «una oportunidad a las negociaciones» y que espera que este sábado se alcance un acuerdo de alto el fuego para negociar con los «terroristas».

Durante el encuentro con periodistas extranjeros llegados a Trípoli con escolta oficial, el hijo de Gadafi aseguró que en estos momentos hay «problemas» en dos localidades del oeste, Misrata y Zawiya.

«Estamos tratando con terroristas», aseguró. «El Ejército ha decidido no atacar a los terroristas y dar una oportunidad a las negociaciones», prosiguió. «Esperamos poder hacerlo pacíficamente y poder hacerlo mañana», agregó.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído