Tubos Reunidos cierra con pérdidas de 14 millones tras provisionar 25,8 millones

Tubos Reunidos ha cerrado 2010 con unas pérdidas de 14,2 millones de euros debido a una provisión de 25,8 millones motivada por su decisión de abandonar el negocio de distribución en el mercado nacional y poner a la venta su red. Sin realizar esta operación, el grupo habría logrado un beneficio neto de aproximadamente ocho millones, frente a los 1,1 millones de 2009.

Los datos del cierre del pasado ejercicio han sido comunicados este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por la empresa, cuyo presidente, Pedro Abasolo, ha destacado, en declaraciones a Europa Press, que 2010 ha sido un «buen año» y se ha confirmado el «inicio de la recuperación» para Tubos Reunidos, pese a las dificultades motivadas por la crisis económica.

Tubos Reunidos ha cerrado 2010 inmerso en pleno proceso de inicio de una «nueva etapa» en la historia de la empresa, cuyas líneas de actuación quedarán definidas en el Plan estratégico para 2011-2014, que será presentado en abril.

La empresa, a partir de ahora, se centrará exclusivamente en su actividad principal, los tubos sin soldadura y acometerá una salida paulatina de los negocios «no estratégicos» con el objetivo de obtener «una mejora en la rentabilidad y en la estructura del balance». Precisamente, ya se ha tomado la decisión de abandonar el negocio de distribución en el mercado nacional, lo que supone que Tubos Reunidos haya puesto a la venta los 24 almacenes que componen su red y que están repartidos por todo el Estado.

La salida del negocio de distribución viene motivada por la falta de previsión de crecimientos significativos de este mercado a medio plazo. En concreto, Abasolo ha destacado que no se realizarán inversiones energéticas importantes en los próximos años en el mercado nacional, que no puedan ser atendidas sin la propiedad del negocio de distribución actual.

Además, ha apuntado que la mayor parte de los productos demandados en este mercado no incluyen los productos a los que se enfoca el grupo. En la actualidad, de los productos que distribuye, se ha reducido al 20 por ciento el peso del producto de las fábricas del grupo TR.

Esta decisión de poner a la venta su red del negocio de distribución en el mercado nacional -que espera cerrar este año- ha tenido incidencia en la presentación de la cuenta de resultados del pasado ejercicio, ya que la actividad de distribución, que va a abandonar el grupo, se reporta como actividad no continuada en las cuentas consolidadas del grupo. Además, Tubos Reunidos ha decidido dotar en 2010 una provisión única no recurrente e identificada de 25,8 millones.

Por lo tanto, la compañía ha destacado que, excluyendo el negocio de la distribución, Tubos Reunidos ha obtenido un resultado neto de actividades continuadas de 14,6 millones frente a los 12,1 millones de 2009, lo que supone un incremento del 21 por ciento. La cifra de negocios, sin incluir el de distribución, se ha elevado a 342,4 millones, un 2,2 por ciento más que en 2009 (335 millones) y, en el caso del Ebitda, se ha alcanzado la cifra de 40,2 millones frente a los 36,7 millones del año anterior (+9,7%).

Si se incluye el resultado de distribución, que ha acumulado unas pérdidas de 6 millones en 2010, el grupo se anota un beneficio neto de aproximadamente ocho millones frente a los 1,1 millones de 2009 , dato que los responsables de la compañía consideran «satisfactorio» teniendo en cuenta que ha sido un año de «franca crisis». No obstante, la provisión realizada por la empresa más unas pérdidas 900.000 euros de minoritarios hace que Tubos Reunidos cierre el ejercicio con unas pérdidas de 14,2 millones.

«Esa cifra (14,2) es un resultado como consecuencia de una provisión contable, absolutamente voluntaria, y con una decisión estratégica del grupo y, si no, el resultado hubiese sido un resultado positivo de ocho millones de euros», han añadido los responsables del grupo.

«2010, BUEN AÑO»

El presidente de Tubos Reunidos ha destacado que 2010 ha sido un «buen año» para el grupo y que la buena evolución ha venido motivada por una «mejora continua» de la actividad de tubos sin soldadura, tanto en volúmenes como en precios, y principalmente, debido a su «fuerte» posicionamiento en el ámbito internacional, donde han vendido el 85 por ciento de su producción.

Asimismo, ha subrayado la «importante» presencia en el sector energético, con un 80 por ciento de las toneladas vendidas y también ha apuntado que en 2010 el 63 por ciento de las ventas han sido productos de alto valor añadido, que son los prioritarios para Tubos Reunidos. El pedido más importante del pasado año ha sido el cerrado en la India de 35.000 toneladas, por un importe de 50 millones.

La compañía ha destacado la «sólida» posición financiera con la que ha concluido 2010, con un 64 por ciento de la deuda a largo plazo. La deuda neta asciende a 160 millones y disponen de una tesorería de 72 millones, que les ha permitido realizar y mantener las «inversiones estratégicas».

Las previsiones para 2011 son «optimistas», ya que, según ha subrayado Abasolo, las fábricas están «a plena capacidad» y en los dos primeros meses la entrada de pedidos es de 50.000 toneladas, duplicando la cifra del mismo periodo del pasado año. Por lo tanto, el negocio de tubos está teniendo una evolución «positiva» y de «salida a toda la situación de crisis» y el grupo incluso prevé este año aumentar su plantilla, que se sitúa, en la actualidad, en 1.800 personas, además de invertir una cifra de 35 millones.

En este sentido, Tubos Reunidos espera que se mantenga la «buena evolución» de los dos primeros meses de este año y se cierre 2011 con un crecimiento en las ventas de la compañía, una mejora del margen Ebitda y un incremento del beneficio neto, de manera que se mejore la cifra de 14,6 millones de resultado neto de actividades continuadas de 2010.

De cara al futuro, Tubos Reunidos apostará claramente por el ámbito internacional porque el mercado nacional «no da y ha perdido atractivo». Por ello, su estrategia estará encaminada a una implantación internacional «más potente». «Una de las facetas en las que nos vamos a centrar en este plan 2011-2014 es en la consolidación comercial en los mercados internacionales», ha destacado Abasolo, quien no ha descartado implantaciones productivas a largo plazo, aunque no durante la vigencia del nuevo plan.

Los mercados en los que se centrará la empresa serán, entre otros, EEUU, India, Extremo Oriente, Europa o Corea, Africa o Brasil y se está trabajando en un plan a diez años, que incluye un análisis «país a país».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído