HRW acusa a milicias marfileñas y mercenarios liberianos leales a Gbagbo de matar a 37 inmigrantes africanos

Human Rights Watch (HRW) ha acusado este jueves a milicias marfileñas y mercenarios liberianos leales al presidente saliente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, de haber matado a al menos 37 inmigrantes de Africa Occidental en una localidad cercana a la frontera con Liberia el pasado 22 de marzo.

Según han relatado testigos de los hechos a la ONG, hombres armados, algunos de uniformes y otros de paisano, masacraron a estas personas, presuntamente partidarias del candidato rival, Alassane Ouattara, al que la comunidad internacional reconoce como presidente electo, posiblemente en represalia por la captura de zonas cercanas por las fuerzas partidarias de este último.

Otros testigos han descrito numerosos incidentes en los que partidarios, reales o supuestos, de Ouattara han sido asesinados por las fuerzas de seguridad y milicianos pro Gbagbo en Abiyán.

La masacre de los 37 inmigrantes tuvo lugar en la localidad de Bedi-Gouzan, 32 kilómetros de la localidad de Guiglo, en el oeste, un día después de que las fuerzas de Ouattara se hicieran con el control de la localidad cercana de Blolequin.

Según los testigos, muchos de los asaltantes, que hablaban inglés, parecían ser liberianos, mientras que una vasta mayoría de las víctimas procedían de Malí y Burkina Faso. Los agresores mataron a las víctimas en sus casas y cuando intentaban huir.

HRW ha recibido una lista de 27 víctimas malienses, pero los testigos señalan que los familiares, que huyeron a los bosques cercanos, hablan de hasta 40 muertos. Según los testigos, los agresores iban armados con pistolas automáticas, granadas propulsadas por cohetes y machetes. Además de matar a los inmigrantes, saquearon e incendiaron en algunos casos las casas, llevándose consigo motos, dinero, televisiones, colchones y ropa.

PREOCUPACION POR LA SITUACION

«Costa de Marfil ha llegado al punto de ebullición», ha subrayado el director para Africa de HRW, Daniel Bekele, ante el avance que están haciendo las fuerzas leales a Ouattara, que ayer tomaron la capital y siguen avanzando hacia Abiyán, la principal ciudad, y las últimas sanciones aprobadas por la ONU contra el Gobierno de Gbagbo.

«Estamos sumamente preocupados por el potencial de adicionales atrocidades contra los Derechos Humanos, dados los asesinatos por ambas partes y la continua incitación a la violencia a través de los medios por parte de los amigotes de Gbagbo», ha añadido.

Según HRW, en los últimos cuatro meses, las fuerzas de Gbagbo han llevado a cabo una campaña de asesinatos, desapariciones y violaciones contra partidarios de Ouattara que probablemente ascienden al nivel de crímenes contra la Humanidad. Por su parte, los partidarios de Ouattara también han perpetrado numerosas ejecuciones extrajudiciales de combatientes leales a Gbagbo y partidarios.

De acuerdo con las estimaciones de la ONU, aproximadamente 500 personas, en su mayoría civiles, han perdido sus vidas como consecuencia de la violencia que registra el país desde las elecciones presidenciales del pasado 28 de noviembre, en las que según la comunidad internacional ganó Ouattara pero al que Gbagbo se niega a entregar el poder.

«La masacre de inmigrantes de Africa Occidental, los ataques a civiles en Abiyán y el desplazamiento masivo de personas son muy preocupantes y requieren una respuesta efectiva», ha reclamado Bekele. «La ONU debería prepararse para lo peor y hacer todo lo posible para proteger a todo el mundo en Costa de Marfil, que está ante un grave peligro de abusos horribles», ha remachado.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Perezagua

Ejecutiva de cuentas en Interprofit. Fue redactora de Periodista Digital entre 2011 y 2013

Lo más leído