La comunidad internacional acuerda descongelar 15.000 millones de dólares para los rebeldes

PARIS, 1 (Europa Press/Ana Pisonero)

Los principales dirigentes mundiales han acordado este jueves, en la cumbre de los Amigos de Libia celebrada en París, descongelar de inmediato unos 15.000 millones de dólares para garantizar que el Consejo Nacional de Transición (CNT) libio disponga de fondos para cubrir las necesidades más urgentes, según ha anunciado en rueda de prensa el presidente francés, Nicolas Sarkozy, anfitrión de la cumbre junto al primer ministro británico, David Cameron.

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha avanzado en la rueda de prensa final, junto a Sarkozy, Cameron, el presidente del CNT, Mustafá Abdel Jalil, el primer ministro ‘rebelde’, Mahmud Jibril, y el emir de Qatar, Hamad Bin Jalifa al Thani, que la ONU espera enviar «lo antes posible» una misión de asistencia civil para apoyar a las autoridades libias en esta nueva fase y ha reconocido que la necesidad más urgente ahora mismo es la ayuda humanitaria.

Ban ha convocado de nuevo a todas las partes a «concretar» sus contribuciones para apoyar a Libia en la nueva fase el próximo 20 de septiembre en Nueva York, en paralelo a la Asamblea General de la ONU. La comunidad internacional reconoce que la ONU «desempeñará un papel central para coordinar la asistencia internacional para apoyar la transición política en Libia y la reconstrucción del país», según recoge la declaración final de la cumbre.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha advertido por su parte al término de la reunión de que «la guerra no ha terminado» y que la operación militar bajo mando aliado seguirá operativa «el tiempo que sea necesario», aunque la comunidad internacional da por «segura» la caída del régimen del coronel Muamar Gadafi, según el texto de la declaración. «Gadafi tiene que ser detenido», ha insistido Sarkozy.

El primer ministro británico, David Cameron, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también han advertido de que la campaña militar en Libia no ha terminado. «La lucha no ha terminado todavía. La OTAN y nuestros aliados continuarán nuestras operaciones el tiempo que sea necesario para proteger las vidas de los civiles», ha insistido el británico, mientras que Zapatero también ha trasladado durante su intervención ante el resto de mandatarios que España mantendrá su participación en la misión «el tiempo que sea necesario», según fuentes de Moncloa.

AMPLIO APOYO INTERNACIONAL AL CNT

Los 49 países y ocho organizaciones internacionales y regionales invitadas, incluidas la ONU, la UE, la OTAN, la Unión Africana, Liga Arabe, el Consejo de Cooperación del Golfo y la Organización de la Conferencia Islámica, han apoyado «los grandes sacrificios» del pueblo libio para llegar hasta aquí y para «tomar el control de su propio futuro».

Además, han «elogiado» los planes que ha presentado Jalil para crear un Gobierno interino «inclusivo» con el objetivo de «construir una nueva Libia, democrática y pluralista en la que «los Derechos Humanos, las libertades fundamentales y la justicia y la prosperidad sean compartidas», según la declaración. Por ello, saludan el llamamiento de Jalil para que «aquellos responsables de violaciones serias de los Derechos Humanos se enfrenten a la Justicia».

Los participantes en la cumbre se han mostrado convencidos de que las autoridades libias «superarán con éxito los enormes desafíos» que tienen por delante y han acordado por lo pronto liberar de inmediato 15.000 millones de dólares de activos congelados al régimen de Gadafi para que el CNT atienda «las necesidades más urgentes de la población y se embarque inmediatamente en la restauración del Estado y la reconstrucción del país». También han saludado el compromiso de los rebeldes para garantizar que los fondos se gestionarán de forma «responsable y transparente», según el comunicado final.

«Se van a descongelar inmediatamente activos libios por valor de unos 15.000 millones de dólares», ha anunciado el presidente galo, que ha recordado que se trata de «devolver a los libios el dinero que estaba congelado y que había sido robado» por el régimen de Gadafi.

LOS REBELDES: «LA LIBERTAD HA GANADO»

«Necesitamos centrarnos en el desarrollo, en reconstruir las escuelas, los servicios sanitarios», ha justificado el presidente del CNT, Mustafá Abdel Jalil, en la rueda de prensa, en la que también ha confirmado que «la Policía también necesitará formación y ayuda» para consolidarse.

Jalil ha celebrado que al final «la libertad ha ganado» en Libia y «finalmente» se ha logrado liberar la capital, Trípoli. «Construiremos un Estado democrático. Entramos en la era post Gadafi», ha asegurado Jalil, que ha recordado que el 80 por ciento de la población es suní moderada, durante su intervención ante los líderes internacionales, según han explicado fuentes del Gobierno español. «El mundo apostó por los libios y los libios han demostrado su valentía y han hecho su sueño realidad», ha agregado por su parte Jibril.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha apoyado a los rebeldes, ha exigido que cumplan su compromiso para impulsar «una transición inclusiva» y respeten «el Estado de Derecho». En este sentido, ha advertido de que «el trabajo no termina con el final de un régimen opresivo» y ha subrayado la importancia de la fase «crítica» que se abre en Libia. «Ganar la guerra no garantiza ganar la paz», ha dicho.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído