El Gobierno los atribuye a «conspiraciones maliciosas»

EL CAIRO, 10 (Reuters/EP)

El primer ministro egipcio, Essam Sharaf, ha atribuido a «conspiraciones maliciosas» los enfrentamientos entre cristianos coptos y fuerzas de seguridad ocurridos este domingo en El Cairo, en los que al menos 24 personas han muerto y 213 han resultado heridas.

En un discurso transmitido por la televisión estatal, el ‘premier’ ha advertido de que existen «manos ocultas, tanto nacionales como extranjeras, que pretenden obstruir la voluntad de los egipcios de restablecer la democracia».

«No nos rendiremos a estas conspiraciones maliciosas. No aceptaremos una vuelta atrás», ha dicho Sharaf en alusión al régimen presidido por Hosni Mubarak, que fue derrocado el pasado mes de febrero por las revueltas populares.

Sus declaraciones enlazan con las realizadas anteriormente por el Gobierno, que a través de un comunicado ha advertido de que esta violencia está encaminada a empañar las elecciones legislativas que comenzarán el próximo 28 de noviembre, las primeras tras la caída del régimen.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído