El Gobierno pide moderación tras los disturbios en una manifestación cristiana

EL CAIRO, 9 (Reuters/EP)

El Gobierno egipcio ha hecho un llamamiento a la moderación después de los graves disturbios de este domingo durante una manifestación de la minoría cristiana copta en El Cairo en los que habrían muerto 19 personas y más de 150 habrían resultado heridas.

«Los únicos que se benefician de estos incidentes y actos violentos son los enemigos de la revolución de enero y los enemigos de los egipcios, tanto musulmanes como cristianos», ha afirmado el primer ministro, Essam Sharaf, quien ha participado en una reunión de urgencia de la Comisión de Gestión de Crisis del Gobierno.

Además, Sharaf ha contactado con las autoridades religiosas para pedirles calma y con los responsables de la seguridad para recavar información sobre lo ocurrido.

Las fuerzas de seguridad han tomado de nuevo la emblemática plaza Tahrir de El Cairo, donde se había congregado un grupo de manifestantes para condenar la violencia y exigir la dimisión del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, en el poder desde el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak. A la protesta se habían sumado numerosos musulmanes para demostrar su solidaridad a los cristianos atacados por «matones».

La manifestación de esta tarde, a la que acudieron unos 10.000 coptos para protestar por la demolición parcial de una iglesia en la provincia de Asuán, en el sur del país, y para exigir la dimisión del gobernador de la misma, al que acusan de no proteger el templo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído