El Gobierno francés informa de la muerte de Marie Dedieu, secuestrada en Somalia

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia ha informado este miércoles de la muerte de Marie Dedieu, la mujer que fue secuestrada en Kenia el pasado 1 de octubre y estaba retenida en Somalia. La rehén estaba tetrapléjica, iba en silla de ruedas y necesitaba medicamentos diarios porque se estaba recuperando de un cáncer.

«Los contactos a través de los cuales el Gobierno francés estaba intentando conseguir la liberación de Marie Dedieu, retenida en Somalia desde el 1 de octubre, nos han anunciado su fallecimiento, sin que podamos precisar la fecha ni las circunstancias», ha dicho el Ministerio en un comunicado.

Exteriores cree que «este hecho trágico parece ser verosímil, desgraciadamente», teniendo en cuenta «el estado de salud de la señora Dedieu, la incertidumbre sobre las condiciones de su cautiverio y el hecho de que los secuestradores probablemente se hayan negado a darle los medicamentos» que ha enviado el Gobierno francés.

El Ministerio ha añadido que la familia de Marie Dedieu ya ha sido informada. El Gobierno siente una «gran tristeza» y expresa su «solidaridad» con los allegados de la víctima, además de sentir «indignación por la ausencia total de humanidad y por la crueldad que han demostrado los secuestradores», que deben ser «identificados y llevados ante la Justicia», señala la nota. Por último, ha exigido «la devolución, sin demora y sin condiciones, de sus restos mortales».

Marie Dedieu, que tenía 66 años y vivía desde hacía quince en el archipiélago keniano de Lamu, fue raptada en su casa por diez somalíes armados, presuntos miembros del grupo insurgente islamista Al Shabaab. Durante el rapto, los secuestradores no se llevaron con ellos la silla de ruedas de la mujer, que también tenía problemas de corazón.

Posteriormente, el ministro de Exteriores galo, Alain Juppé, ha señalado que aunque la muerte de Dedieu «aún no está totalmente confirmada» parece «más que probable» que se haya producido.

Según ha explicado, el Gobierno francés «trató de hacerle llegar su medicación a través de cuatro canales distintos» pero sus captores no se los dieron, lo que ha considerado un «acto de barbarie y de violencia absolutamente injustificable».

Por su parte, el compañero sentimental de la fallecida, John Lepapa, ha dicho estar conmocionado por la noticia de su muerte. «Tenía tantas esperanzas de que con la acción rápida del Gobierno keniano de enviar sus tropas dentro de Somalia vería a Marie de nuevo», ha declarado a Reuters.

«El único modo de demostrarle respeto es que el Gobierno de Kenia repela a los milicianos y garantice que nunca más podrán llevar a cabo ningún otro secuestro en el norte de Kenia», ha declarado por teléfono desde Amboseli, en el sur de Kenia. «Ella era una hermana, una madre y una amiga para la gente de Lamu. Era la mujer con la que me iba a casar», ha lamentado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído